Blanca Zumaya / Notimex
01/26/2017 , 2:30 pm

Educación sexual, adecuada y a tiempo, es responsabilidad de padres

Reynosa, Tampaulipas.- La falta de una orientación y educación sexual adecuada, a tiempo y proporcionada, principalmente por los padres de familia, propicia que niños y jóvenes crezcan sin bases sólidas que les permitan evitar diferentes tipos de abusos tanto físicos como sexuales.

La directora del centro de Bienestar, Misión de Vida “BIMIVI”, Velia Veliz Banda, se pronunció a favor de que los padres de familia se informen, lean y capaciten a fin de poder orientar a sus hijos en el terreno de la sexualidad.

Entrevistada por Notimex, la especialista en psicología indicó que la sexualidad está considerada por un gran porcentaje de la población como un tema tabú, del que no se puede hablar y se evita responder las inquietudes de los hijos.

“La sexualidad es un tema que continúa siendo tabú, la información y decisiones que toman las personas derivan de rumores y pensamientos que damos por verdaderos sin tener la seguridad que así sea”, expresó.

La terapeuta familiar y de pareja se pronunció a favor de que los padres de familia sean los que hablen y expliquen a los hijos los temas relacionados con la sexualidad.

Señaló que el no hacerlo propicia que busquen por su propia cuenta, situación que en la mayoría de los casos podría poner en riesgo su integridad física y mental.

“Si los padres buscan información y se orientan sobre sexualidad tendrán las bases para poder informar de manera correcta a sus hijos, lo que propiciara que crezcan con bases sólidas y eviten cualquier tipo de abuso”, dijo.

La entrevistada destacó la importancia de educar sexualmente a los hijos luego de que actualmente se vive una época más abierta en temas de sexualidad y diversidad.

“Vivimos en una época en la que se da un boom en relación a la sexualidad y diversidad pero si no le explicamos y damos información correcta a nuestros hijos, se corre el riesgo de propiciar malos entendidos y que sus decisiones no sean las adecuadas”, mencionó.

Velia Veliz, quien cuenta con una certificación internacional en inteligencia emocional y social para niños y adolescentes, precisa que la sexualidad es un conjunto de aspectos biofísicos y psicosociales.

“Nacemos siendo hombre o mujer, pero eso no es todo, crecemos insertados en una familia que profesa determinada fe, cultura y hábitos, entre otros aspectos, que influyen en la sexualidad”, explicó.

Agregó que la curiosidad infantil proviene del legítimo deseo de saber y requiere por parte de los adultos conocimiento, información, franqueza y una actitud abierta.

“La curiosidad en los niños es algo natural, el niño quiere saber y se le tiene que informar y responder con seguridad para transmitirle seguridad es importante que los padres le den respuestas congruentes a los hijos y no evasivas, porque de lo contrario ellos buscarán por su cuenta y es ahí donde pueden no recibir la información adecuada”, resaltó.

Mencionó que en BIMIVI brindan talleres de capacitación y orientación a niños de 3 a 12 años de edad, a quienes se les enseña a través de diversas técnicas a ponerse a salvo ante cualquier situación de riesgo, incluida la sexual.

“Tenemos un programa de autoseguridad infantil, a través del cual se busca hacer que los menores se hagan valer”, declaró.

Finalmente, la especialista reiteró la importancia de que los padres se preocupen, pero principalmente se ocupen, por capacitar a los niños en el terreno de la educación sexual y no solo en actividades escolares, deportivas o culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *