Pilar Bravo | Tribuna Noticias
11/21/2017 , 3:28 pm

Contaminación del Atoyac amenaza salud de la población

PUEBLA, Puebla.- Debido a la excesiva contaminación que afecta al Río Atoyac por la descarga de aguas industriales, se ha convertido en un peligro para la salud de las personas y no sólo para los que viven en la ribera, sino para un tercio de la población en general, señaló Melanie Gabriel Camacho, presidenta de la organización “Dale la cara al Atoyac”.

Anunció que con apoyo de ambientalistas e investigadores de universidades, así como de organizaciones de la sociedad civil, llevaran a cabo este sábado el primer Simposium sobre el Impacto a la Salud de la contaminación del río.

Señaló que alrededor de 1.2 millones de personas están expuestas a contraer enfermedades gastrointestinales, cancerígenas, renales, entre otras, ya que no hay tratamiento a las aguas residuales que se vierten al Atoyac.

Por varios años -dijo- se han hecho reclamos, promesas políticas, estudios y testimonios del alto grado de contaminación que arrastran las aguas del río, las cuales vienen desde el estado de Tlaxcala, aunado a que ninguno de los 22 municipios ubicados en la cuenca del Atoyac cumplen con la norma federal para darle tratamiento.

La representante indicó que la contaminación de las aguas llegó este año hasta la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero a la fecha ninguna autoridad hace nada, por el contrario, pulverizan las responsabilidades, mientras que las empresas que no dan tratamiento a las aguas industriales sólo simulan el tratamiento e impera la impunidad; incluso, cuando hay multas ocasionales, prefieren pagar la multa que hacer funcionar las plantas de tratamiento.

Dijo que el próximo sábado presentarán a un grupo de investigadores proveniente de la BUAP y Cruz Roja Mexicana, quienes darán a conocer los efectos negativos de la contaminación del río en la salud, no sólo porque se utilizan para riego del campo, sino por la contaminación que genera a los mantos freáticos de los pozos que se utilizan para la extracción del agua y que cubre el abasto a la población para baño y lavado de ropa.

Informó que las aguas sucias no sólo contienen materia fecal, sino que además están contaminadas de sustancias tóxicas como el plomo, mercurio, cadmio y otras que afectan la piel, además de que a su paso contaminan también el suelo.

Finalmente, Melanie Gabriel aseguró que el reclamo de los integrantes de “Dale la cara al Atoyac“ es que las autoridades de los tres niveles de gobierno se comprometan a emprender acciones para meter en cintura a las industrias y a los ayuntamientos, con el objetivo de que le den tratamiento a las aguas industriales y residuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *