Cristóbal Lobato | Tribuna Noticias
12/12/2017 , 1:11 pm

Peregrinos, fe que desafía a la muerte

PUEBLA, Puebla.- Miles de peregrinos de diferentes puntos del estado de Puebla, recorren cientos de kilómetros para visitar a la Virgen de Guadalupe. Sin importar el frío, el cansancio, el ayuno o las lesiones, los poblanos se aventuran al encuentro con su fe.

En las carreteras de la entidad se escuchan las torretas y el claxon de los autobuses o camiones que en sus entrañas llevan a niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad convencidos de su devoción a la “Morenita del Tepeyac”.

Una práctica que realizan año con año, para agradecer la salud, los favores o para realizar una manda, a quien dicen es la “Reina de México”.

Tras varios kilómetros recorridos la fatiga es notoria; apoyas en los pies, raspones, torceduras y hasta desvanecimientos se logran ver sobre la autopista México-Puebla. No importa, ellos tienen  una misión y está a punto de ser concluida.

Por un momento, los peregrinos dudan en continuar tras los accidentes que se registran en la vialidad, pero su fe les da impulso para seguir adelante, rezan por el bienestar de los heridos y suplican para que no sean ellos los protagonistas de la tragedia.

A unos metros de llegar a la Basílica de Guadalupe, el contraste de sentimientos se hace presente, las lágrimas ruedan por las mejillas de los fieles y algunos comienzan una manda más, se ponen de rodillas y avanzan por el atrio, hasta llegar a los pies de la Virgen de Guadalupe.

Así es el recorrido de los peregrinos, aventurándose al encuentro con su fe, sin importarles que puedan quedarse en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *