Primera evacuación de habitantes del último bastión del EI en el este de Siria

Unas decenas de yihadistas se encontraban también entre los evacuados, que fueron enviados a las zonas controladas por las Fuerzas Democráticas Sirias.

 

Beirut, Líbano.- Más de 600 personas fueron evacuadas el sábado del último bastión del grupo Estado Islámico (EI) en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria, según una oenegé.

Esta evacuación se produce en un momento en el que los combatientes antiyihadistas de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) preparan un último asalto contra este sector.

Más de 600 personas, la mayoría mujeres y niños, fueron evacuados el sábado en 25 autobuses” enviados a la localidad de Susa por las FDS y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, indicó a la AFP el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Unas decenas de yihadistas se encontraban también entre los evacuados, que fueron enviados a las zonas controladas por las FDS, según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Este desalojo eleva a 1.600 el número de personas, entre ellas 760 combatientes, que abandonaron la zona de los combates desde principios de diciembre, indicó.

Pero “es la primera vez que las FDS y la coalición fletan autobuses” para las evacuaciones, señaló Abdel Rahman.

En los últimos seis meses, unas 25.000 personas huyeron de los combates en el este, donde los yihadistas defienden sus últimos feudos, indicó el viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Estas personas se encuentran ahora en campos o instalaciones improvisadas.

Las FDS, una coalición de combatientes kurdos y árabes apoyada por la coalición internacional antiyihadista, dirigen desde septiembre una ofensiva para expulsar a los yihadistas de su último enclave en el este del país.

En las últimas semanas lograron retomar el control de varias localidades y pueblos dominados por el EI, como Hayin y Al Shafa.

La organización yihadista conserva aún las localidades de Susa y Baghuz, según el OSDH.

El EI sufrió varios reveses militares pero conserva aún algunas zonas y células durmientes, sobre todo en el este.

La guerra en Siria causó más de 360.000 muertos desde 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *