México se niega a implementar esquemas laborales flexibles

Aunque está comprobado que las dinámicas flexibles son más productivas, en el país la parte patronal es renuente a nuevos modelos de trabajo.

 

PUEBLA, Puebla.- A nivel mundial, los esquemas laborales se están transformando. Figuras como la del trabajador por honorarios; las jornadas mixtas; que consisten en trabajar unas horas en la oficina y otras en casa; o el día de la oficina en el hogar, que por lo regular son los miércoles de cada semana; son cada vez más populares.

En el caso de México sin embargo, especialistas en la materia han detectado que la parte “patronal” es renuente a estos modelos, a pesar de que se ha comprobado que los horarios flexibles y el trabajo a distancia, incrementan la competitividad de los trabajadores.

La mala noticia para los empresarios, es que aquellos que no se adapten a estas transformaciones laborales, podrían ver perecer a sus empresas, advirtió Ingrid Pinto López, profesora de la Escuela de Negocios de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

La especialista también lamentó que conceptos como el “salario emocional”,  que gozan de amplia popularidad en países europeos y en Estados Unidos, en México apenas se conozcan. De ahí que ella, junto con otros colegas, conformarán el Observatorio de la Competitividad y nuevas formas de trabajo.

El objetivo de esta figura es estudiar el ambiente laboral en el estado y la implementación de nuevos esquemas de trabajo, así como sus repercusiones en la economía y la competitividad.

El salario emocional es un concepto asociado con la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico, a fin de satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *