El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, creó este viernes una unidad militar encargada de custodiar instalaciones de servicios básicos como electricidad y agua, tras un apagón generalizado que atribuye a "ataques cibernéticos" de Estados Unidos. (Fotografía: Yuri Cortez / AFP)

AFP
03/27/2019 , 11:08 pm

Maduro extiende suspensión de actividades 24 horas y Guaidó llama a protestas

Maduro insistió en las acusaciones sobre un “ataque terrorista” al sistema eléctrico, por el cual culpa a Estados Unidos y la oposición

 

CARACAS, Venezuela.- El gobierno de Nicolás Maduro extendió 24 horas más la suspensión de la jornada laboral y estudiantil en Venezuela por un apagón masivo que entró el miércoles a su tercer día, mientras el líder opositor Juan Guaidó llamó a nuevas protestas para el sábado.

Decidí suspender las actividades laborales y estudiantiles mañana jueves”, dijo Maduro vía telefónica en la televisora estatal VTV, a la vez que convocó a “una gran movilización en todo el país”, también para el sábado, en respuesta al desafío de Guaidó.

El servicio sigue intermitente en Caracas y otras regiones, tras una nueva falla registrada la madrugada del miércoles que -según el gobierno socialista- afectó una recuperación de 85% del servicio lograda hasta la noche del martes.

Maduro insistió en las acusaciones sobre un “ataque terrorista” al sistema eléctrico, por el cual culpa a Estados Unidos y la oposición.

Según el mandatario socialista, un francotirador provocó con “balas de alto calibre” una explosión en la hidroeléctrica de Guri, que genera 80% de la electricidad del país. El estallido, aseguró, produjo un incendio que prolonga el apagón.

Su gobierno aún no da estimaciones de cuándo se normalizará la situación.

– Caos, marchas y contramarchas –

El caos, en tanto, continúa por la suspensión del bombeo de agua, la parálisis del transporte -incluido el metro de Caracas- y la afectación parcial de las comunicaciones y la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo que genera la hiperinflación.

Ante ello, Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, convocó para el sábado a una protesta nacional.

Cada vez que a usted le falte la luz, el agua, el gas, el transporte, no es momento de acostumbrarse, es momento de exigir nuestros derechos”, afirmó Guaidó.

El desespero es palpable. “Sales y no sabes ni siquiera si llegas a tu casa, si consigues para comer, y ahora la luz y el agua, nada, estamos viviendo lo más desagradable que se ha podido vivir en Venezuela”, se lamentó Mildred Tejeras, ama de casa de 48 años.

Como es habitual tras convocatorias a movilizaciones opositoras, Maduro llamó a sus partidarios a las calles.

Maduro pidió a los ‘colectivos’ -grupos sociales chavistas que la oposición denuncia que están armados- “cero tolerancia con las guarimbas”, como llama a protestas violentas y bloqueos de calles.

El país de 30 millones de habitantes volvió a quedar a oscuras el lunes, casi 20 días después de sufrir el peor apagón de su historia, que paralizó el país durante una semana.

La mercancía se daña, no hay agua, el transporte casi no funciona, no hay comunicación, yo no sé lo que pasa con mi familia, la inseguridad se agrava”, fustigó Néstor Carreño, encargado de una pizzería que debió cerrar.

– Último frente de batalla –

El masivo apagón de hace 20 días afectó con dureza a los hospitales, ya castigados por la falta de insumos y medicinas. Según oenegés, una decena de pacientes murieron durante ese corte, que duró una semana.

Así, la crisis energética se ha convertido en el último frente de batalla por el poder entre Maduro y Guaidó.

Al tiempo que Maduro dice que se trata de “ataques terroristas”, el jefe parlamentario argumenta que no es más que la última prueba de la ineficacia y corrupción del gobierno.

Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y este miércoles reiteró que no descarta pedir al Legislativo que autorice el ingreso de una misión militar extranjera.

Washington, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para deponer a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente con sanciones como un embargo petrolero que se hará efectivo este 28 de abril.

– Trump recibe a la esposa de Guaidó –

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence recibieron este miércoles en la Casa Blanca a Fabiana Rosales, esposa de Guaidó.

“Estamos con ustedes al 100%”, dijo Trump a quien Washington considera “primera dama de Venezuela”.

De su lado, Rosales denunció “ola de represión y persecución” con casos como el arresto de Roberto Marrero, jefe de despacho de Guaidó.

Trump y Pence reclamaron además el cese del respaldo de Moscú a Caracas.

“Rusia tiene que irse”, dijo Trump; y Pence calificó la llegada de dos aviones militares rusos a Venezuela como una “provocación”.

En medio de la presión internacional contra Maduro, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa venezolana (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del presidente socialista.

Desde hace una década, los apagones son frecuentes en Venezuela y sistemáticamente el gobierno los atribuye a sabotajes.

“No hay ninguna explicación sensata, creíble”, rebatió Guaidó.

Los cortes agudizan la crisis de la colapsada economía venezolana. Según el Parlamento y organizaciones gremiales, el apagón de inicios de marzo provocó pérdidas de 1.000 millones de dólares y paralizó la vital industria petrolera.

Tras esa falla, Maduro anunció una reestructuración de su gabinete y prometió una “transformación profunda” de las empresas del sector eléctrico. De momento, nada ha cambiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *