PUEBLA, México.- Bikini o short, goggles y salvavidas, esos fueron los accesorios principales durante este Sábado Santo en el Parque de Amalucan, donde cientos de visitantes esperaban turno para integrar uno de los cuatro grupos que podía ingresar por 90 minutos al Ojo de Agua.

Gisela Téllez
04/20/2019 , 4:52 pm

Poblanos aprovechan el “Sábado de Gloria” para darse un chapuzón en Amalucan

PUEBLA, México.- Bikini o short, goggles y salvavidas, esos fueron los accesorios principales durante este Sábado Santo en el Parque de Amalucan, donde cientos de visitantes esperaban turno para integrar uno de los cuatro grupos que podía ingresar por 90 minutos al Ojo de Agua.

Durante este tiempo, solo 150 personas tenían acceso al espacio que fue rediseñado y adaptado para poder nadar sin ningún riesgo sanitario, por ello, las autoridades municipales contaron con 30 minutos entre cada grupo que ingresó desde las 10 a 11:30, 12 a 13:30, 14 a 15:30 y 16 a 17:30 horas para revisar las condiciones del agua y los filtros.

En entrevista, Jesús Rojas, salvavidas e integrante del grupo de logística del parque, informó que además de la puesta en marcha de los biofiltros, limpian la zona y leen el reglamento de ingreso a cada grupo para prevenir accidentes, largos periodos de exposición al sol y riesgos sanitarios.

“Hay unos biofiltros que están instalados en el cuarto de máquinas que sirve para purificar el agua y colorarla para ayudar a que absorba la mayor cantidad de sudor y pipí, además acomodamos a la gente para que entre al agua con las mejores condiciones”.

Alrededor del espejo de agua se podían ver zapatos, ropa y padres emocionados fotografiando a los pequeños que disfrutaban de unos minutos dentro de este espacio que fue reabierto el pasado 14 de abril.

Para Jhonatan Jaír de 10 años de edad fue una experiencia divertida, ya que pudo convivir con cuatro de sus primos que lo visitan desde Ciudad Serdán.

“Sí (me gustó) porque en estos tiempos de calorones queda bien porque el agua está bien fría”, dijo

Por su parte, Nicolasa Cortés de 37 años de edad, dijo que no se quedó con las ganas de entrar y “sentir el agua” para ser testigo de los comentarios de sus conocidos, los cuales afirmaron que es un lugar limpio y ameno.

“La verdad para estas fechas esta buena y como muchos salen no hay mucha gente, y esta bueno”, mencionó.

Cabe señalar que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad del Municipio de Puebla estimó la visita de aproximadamente 2 mil 400 personas durante la temporada de vacaciones de Semana Santa, por lo que se duplicó la presencia de guardias de seguridad y se rehabilitó el Ojo de Agua con una inversión de 2 millones 628 mil pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *