Caster Semenya. STRINGER / AFP

AFP
04/30/2019 , 9:36 am

El TAS se pronuncia sobre Semenya y las mujeres hiperandrógenas

El final de una larga espera. El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) publicará el miércoles su decisión sobre el caso de Caster Semenya, la mediofondista sudafricana que busca invalidar un reglamento impuesto a las atletas que producen naturalmente altos índices de testosterona.

En febrero, durante una semana, el TAS, máxima jurisdicción deportiva, estudió el recurso de la campeona sudafricana contra el nuevo reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que obliga a las mujeres “hiperandrógenas” a hacer bajar, a través de medicamentos, sus niveles de testosterona si quieren participar en pruebas internacionales desde los 400 metros a la milla (1.609 metros).

El TAS anunció al principio que comunicaría su decisión a finales de marzo antes de retrasarla a finales de abril, cuando las partes presentaron documentos adicionales.

En medio, a algunos días de una decisión muy relevante para el futuro del atletismo, la sudafricana de 28 años ganó el jueves el título de campeona nacional de los 5.000 metros, una distancia en la que competía por segunda vez en su carrera.

Triple campeona del mundo (2009, 2011 y 2017) y doble campeona olímpica de 800 m (2012 y 2016), Semenya asegura ser “incontestablemente una mujer” y denuncia una reglas destinadas, según ella, a “ralentizarla”.

Los abogados de la campeona sudafricana han apelado a la tolerancia hacia las atletas que presentan “variaciones genéticas”. Consideran que la nueva reglamentación de la IAAF “trata de manera equivocada y dolorosa de mandar en las características sexuales de las mujeres atletas”.

– ‘Preservar la igualdad’ –

De su lado, la IAAF argumenta que si atletas con diferencias de desarrollo sexual (DSD) tienen niveles de testosterona masculinos es necesario “preservar la igualdad de la competición femenina” y, por tanto, pedir a estas atletas “reducir su tasa de testosterona antes de una competición internacional”.

La sudafricana no es la única atleta que podría verse afectada por estas nuevas reglas, suspendidas a la espera del pronunciamiento del TAS: las medallas de bronce y plata en los 800 m en los Juegos Olímpicos de Rio en 2016, Francine Niyonsaba (Burundi) y Margaret Wambui (Kenia), también se han enfrentado a preguntas sobre su tasa de testosterona.

La IAAF señaló “que el aplazamiento (de la decisión del TAS) no debía suponer un prejuicio para las atletas implicadas” y anunció la puesta en marcha de “una disposición transitoria especial” que permite a “quienes respeten el límite de 5 nanomoles por litro de sangre” ser elegibles para el Mundial de Doha (28 septiembre- 6 octubre).

A finales de marzo el Consejo de Derechos Humanos de la ONU criticó el nuevo reglamento de la IAAF, manifestando su apoyo unánime a la campeona sudafricano.

En un poco habitual pronunciamiento sobre el mundo del deporte, el órgano de la ONU afirma que el reglamento de la IAAF “podría no ser compatible con las normas y las reglas internacionales relativas a los derechos humanos”.

Para algunos expertos científicos privar a Semenya de competir debido a su tasa elevada de testosterona equivale a excluir a los jugadores de básquetbol muy altos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *