Taiwán, cine, cultura, juguetes Fotografía: AFP

AFP
05/03/2019 , 10:39 am

Fanáticos de “Star Wars” fabrican sus propias espadas láser

TAIPÉI, Taiwán.- El taiwanés Makoto Tsai no lograba hallar una espada láser digna de ese nombre en las jugueterías y por ello, como buen fanático de “Star Wars”, se convirtió en ingeniero y pasó años perfeccionando la réplica ideal de la célebre arma de la saga.

A sus 36 años, forma parte del grupo de artesanos que han hecho carrera fabricando clones muy realistas de las famosas espadas de pura energía que utilizan los héroes y villanos del mito cinematográfico.

Los fanáticos de “Star Wars” se reúnen este sábado 4 de mayo en ocasión de lo que se ha convertido en la fiesta no oficial de la serie intergaláctica, de luto este año por la reciente muerte de Peter Mayhew, quien encarnaba el personaje de Chewbacca.

Muchos de ellos alzarán una espada de Makoto Tsai.

Desde su taller cerca de Taipei, exporta sus productos a unos cuarenta países, entre ellos Estados Unidos y Cuba, Francia, Perú, Islandia y Túnez.

Hay que pagar al menos 255 dólares para procurarse una de sus espadas, de las que ha vendido mil ejemplares en diez años.

Los fanáticos taiwaneses o de origen étnico chino consiguen una rebaja del 50% con la condición de pasar un examen escrito “para probar que son lo suficientemente apasionados de -La guerra de las galaxias-“.

Fabrico cada pieza a mano. Es muy íntimo para mí”, cuenta a la AFP este joven en su taller repleto de souvenirs vinculados con la saga. “Quiero que solo aquellos a los que le gusta verdaderamente la tengan”.

La serie es una franquicia de Hollywood que produce varios miles de millones de dólares, pero los fanáticos se quejan desde hace mucho tiempo de la pobre calidad de las espadas oficiales disponibles en el mercado, reprochando que se trata de pálidas imitaciones de las luminosas que se ven en los filmes.

 Búsqueda de la perfección

 

Gracias a los avances en materia de baterías, LEDs y tecnologías digitales, estos artesanos producen incansablemente réplicas cada vez más elaboradas de las tradicionales armas de la serie.

Para ello se valen, entre otras cosas, de tubos luminosos y tarjetas de sonidos que reaccionan a los movimientos.

Uno de los especialistas más importantes en espadas láser es el estadounidense Michael Murphy, establecido en California.

Su página de venta online y foro FXSabers.com se encuentra entre los mejores sobre intercambio de espadas láser.

El número de personas capaces de fabricarlas, como Makoto o yo, pasó de unas 25 en los primeros años a más de cien”, explica a la AFP este hombre al que apodan Yoda.

Pero a raíz de los derechos de autor, muchos evitan dar a sus creaciones nombres directamente vinculados con la serie y cambian algunos aspectos.

La espada original que alzaba Luke Skywalker en el primer filme lanzado en 1977, una producción de bajo costo está a años luz de los onerosas episodios posteriores, había sido fabricada con un puñado de flashes de antiguas cámaras fotográficas Graflex.

Y debido a los aficionados, ese tipo de objetos son muy difíciles de encontrar. Las espadas más caras, creadas con esos antiguos flashes, se venden por hasta 15 mil dólares en eBay.

Su búsqueda de la espada perfecta lo condujo a seguir estudios de ingeniería electro-óptica y luego a trabajar en ese sector.

Hoy en día, se dedica exclusivamente a fabricar espadas.

 

 “Que la fuerza te acompañe”

 

Paso dos tercios de mi tiempo organizando eventos. Mi misión es promover lo más posible +La guerra de las galaxias+ en Taiwán y atraer aún más fanáticos”, agrega.

Uno de los momentos de los que se siente más orgulloso fue una visita al palacio presidencial en ocasión de la jornada Star Wars 2018.

Todo un grupo de caballeros Jedi, de Chewbacca y otros personajes intergalácticos había coreado “¡Que la fuerza te acompañe!” al lado del vicepresidente Chen Chien-jen. Soldados imperiales con armas ficticias se habían sumado a la policía militar para montar guardia delante de la sede de la presidencia en el corazón de Taipéi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *