La "saga" de los activistas estadounidenses que tomaron la embajada de Venezuela en Washington se prolongó este martes, una jornada en la que los militantes esperaban la entrada de la policía, mientras los delegados del líder opositor Juan Guaidó admitían no saber cuándo terminará la operación. (Fotografía: YURI CORTEZ / AFP)

AFP
05/15/2019 , 12:16 am

Sigue la “saga” de los activistas que ocupan la embajada de Venezuela en EEUU

Washington, Estados Unidos.- La “saga” de los activistas estadounidenses que tomaron la embajada de Venezuela en Washington se prolongó este martes, una jornada en la que los militantes esperaban la entrada de la policía, mientras los delegados del líder opositor Juan Guaidó admitían no saber cuándo terminará la operación.

El lunes en la noche, cuando la policía abrió los candados de la puerta y entró al edificio para notificar a los activistas -que llevaban un mes viviendo en la sede- que debían salir, la historia parecía cerrarse.

“Estamos sorprendidos de que este grupo siga aquí, pensábamos que ayer iba a ser el último día”, dijo a la AFP Medea Benjamin, activista del grupo Code Pink, una de las organizaciones que creó el Colectivo para la Protección de la Embajada (Embassy Protection Collective) para ocupar la sede, con la anuencia del gobierno de Nicolás Maduro.

Los últimos cuatro activistas que quedan en el edificio de cuatro plantas esperaron todo el día la entrada de la policía asomados a la ventana y hacia las 21H00 locales (02H00 GMT del miércoles) se despidieron de la concurrencia y dijeron que se iban a dormir.

El propósito de los activistas, que denuncian la existencia de un plan de golpe de Estado contra Maduro, es impedir la entrada de los delegados de Guaidó -reconocido como presidente interino por Washington- y custodiar el recinto tras la salida de los últimos diplomáticos oficialistas.

– “Todo el peso de la ley” –

Francisco Márquez, asesor político de la delegación de Guaidó en Estados Unidos, advirtió que los activistas cometieron un “delito federal” y que “todo el peso de la ley va a recaer sobre ellos”. 

El asesor explicó que el lunes se hizo “una notificación de ocupación ilegal”, pero al ser interrogado sobre cuándo serán desalojados respondió que se va a esperar “un tiempo prudencial”. “No sabemos exactamente cuánto va a ser”, admitió.

Desde hace semanas, la pugna que enfrenta Venezuela entre el gobierno de Maduro, reconocido por la ONU y apoyado por Rusia y China, y Guaidó, respaldado por Estados Unidos y más de 50 países, también se trasladó a la sede diplomática en Washington.

“Todavía estamos acá, hoy es otro día en el que Guaidó no es presidente y Maduro sí. No me importa que me arresten”, dijo por la ventana en la mañana Kevin Zeese, codirector de la organización Resistencia Popular, envuelto en una manta.

– “Tic-tac” –

Decenas de venezolanos permanecieron todo el día frente a la embajada insultando a los activistas y gritándoles “tic-tac”, “tic-tac”.

“Tengo 13 días aquí y siento que es un deber patrio recuperar nuestra embajada”, contó a AFP Oneida Caldera, de 59 años.

Oneida canceló sus vacaciones en Florida para ser parte de la movilización espontánea de venezolanos que acudieron a la embajada para presionar a los activistas a irse.

“Yo no iba a ser feliz en esas dos semanas de vacaciones”, afirmó. “Estas fueron mis vacaciones”.

Después del fallido levantamiento de un grupo de militares contra el gobierno de Maduro el 30 de abril, venezolanos comenzaron a acampar fuera de la embajada y sitiaron a los activistas para impedir que entraran comida. 

Llevaron un generador, arepas y café y un potente equipo de sonido que reproducía varias veces al día el himno de su país y música caribeña. 

El lunes por la noche, la policía les pidió que despejaran la acera al iniciar el operativo.

Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas después de que Guaidó se proclamara presidente interino en enero y que Washington reconociera a su gobierno.

Los últimos diplomáticos de Maduro perdieron sus credenciales después de que la Organización de los Estados Americanos reconociera el 10 de abril a la delegación de Guaidó como representantes de Venezuela. 

Tras terminar el plazo para la salida de esos diplomáticos, el 24 de abril, los activistas se prepararon para ser evacuados. 

La semana pasada, fue cortada la electricidad a la embajada.

“Aquí estamos para enfrentar otro día y cada día es una victoria. Esta ha sido una saga increíble con cuatro personas que siguen dentro de la embajada y sin que las autoridades sepan qué hacer”, concluyó Benjamin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *