Imagen Ilustrativa / Fotografía de Pixabay

Redacción / Tribuna Noticias
05/16/2019 , 2:48 pm

La luz, sinónimo de vida y desarrollo

REDACCIÓN.- Este día 16 de mayo se celebra el Día Internacional de la Luz, una iniciativa global de la UNESCO, que promueve la apreciación de la luz y reconoce su importancia en los avances y aportaciones a la ciencia, la cultura, el arte, la educación, la sociedad y el desarrollo sostenible.

Ya sea natural o artificial, la luz es fuente de vida y desarrollo tanto para el ser humano como para su entorno. Desde la fotosíntesis hasta diversos tratamientos médicos son posibles gracias a ella, sin olvidar el crecimiento urbano, que implica la responsabilidad de apostar por la sustentabilidad.

Uno de los objetivos que establece la ONU es precisamente el de Ciudades y Comunidades Sostenibles, que surge por el crecimiento urbano sin precedentes que estamos experimentando a nivel mundial.

De acuerdo con su página oficial, la mitad de la humanidad, es decir, 2 mil 500 millones de personas, vive hoy en las ciudades, y se prevé que esta cifra llegue a 5 mil millones para el año 2030. Por tanto, es urgente la planificación y la gestión urbanas para que los espacios sean más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Es en este interés de la ONU, sumado al Día Internacional de la Luz, que la iluminación en las ciudades cobra relevancia por el impacto que tiene tanto a nivel social como de crecimiento urbano y medioambiental. Por tanto, hoy más que nunca, las empresas deben comprometerse con la ciudadanía, las ciudades y el entorno, implementando estrategias que mejoren la vida de los habitantes con el menor impacto ecológico posible.

Así, Citelum se suma a esta celebración, reiterando su compromiso de convertir a nuestras ciudades en un lugar más verde, inteligente y más seguro, a través de una iluminación y servicios “smart” eficientes y equitativos que favorecen la sustentabilidad de las ciudades.

Al analizar las necesidades y capacidades de las ciudades y al emplear luminarias de alta eficiencia en el lugar indicado, la empresa no sólo mejora la calidad de vida de las personas, también logra ahorros significativos en el consumo energético. Las ciudades, al contar con un parque renovado, garantizan a sus habitantes mejores condiciones de luz, mayor seguridad para los transeúntes y menor impacto ecológico, al reducir la contaminación lumínica y, por tanto, la huella de carbono.

La eficiencia del alumbrado no es la única estrategia para coadyuvar con la sustentabilidad. Aunado a ello, el empleo de tecnologías que beneficien la movilidad y el tráfico, como la semaforización eficiente, el estacionamiento inteligente, las estaciones de carga de vehículos eléctricos, los sensores de contaminación y tráfico, y los radares de velocidad al servicio de la ciudadanía, como los que ofrece Citelum, se unen a la seguridad y al bienestar de las personas dentro de las ciudades.

Hoy, la iluminación es parte trascendente de la vida, pues contribuye con el crecimiento de un país, su movimiento y conectividad. Iluminarla de manera sustentable es el reto impostergable de autoridades, empresas y ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *