El encuentro fue moderado por las periodistas Gabriela Warketin y Patricia Estrada quienes a lo largo del debate formularon diversas preguntas a los candidatos. (Fotografía: Agencia Enfoque)

Verónica Aburto / Tribuna Noticias
05/19/2019 , 11:01 pm

Un debate sin propuestas concretas, el de los candidatos a gobernador de Puebla

Puebla, Pue.- Sin propuestas concretas, ni proyectos estructurados, siquiera respuestas a algunos cuestionamientos y con un “rosario” de calificativos como “fichita, flojo, mentiroso, corrupto o fifí”, se llevó a cabo el debate entre candidatos al gobierno del Estado de Puebla.

El primero en alzar los puños fue el candidato común del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Enrique Cárdenas Sánchez, que pese a las constantes solicitudes de diversos sectores para evitar las descalificaciones y sólo participar con propuestas, arremetió contra Miguel Barbosa al asegurar que no cuenta con capacidad física y mental para gobernar la entidad.

La respuesta de Barbosa no se hizo esperar y tras catalogar al académico como “fifí”, aseguró que llegó al debate derrotado, sin oportunidad de ganar el proceso ya que ni siquiera se tomó la molestia de hacer campaña.

Alberto Jiménez comenzó su participación como “mediador” solicitando a sus contrincantes que se “cancelaran odios y rencores”; a favor de los poblanos.

Más que propuestas para combatir la desigualdad en Puebla, cómo lograr el desarrollo económico de la entidad, cómo atender la inseguridad y abatir los casos de feminicidios, además de brindar más y mejores oportunidades a sectores como migrantes o pueblos indígenas; los candidatos se distrajeron en recordar la procedencia de sus bienes, si trabajaron o no en administraciones anteriores, a quiénes ofrecieron apoyo o con quiénes se tomaron fotografías.

Las propuestas

Para Miguel Barbosa, el Estado y el gobierno deben generar las condiciones para el desarrollo de la entidad, esto se logra al ofrecer certidumbre, Estado de Derecho, impulso al sector empresarial, capacitación a los trabajadores, inversión en el campo, entre otras medidas.

Alberto Jiménez Merino ofreció coordinación efectiva entre los tres niveles de gobierno para atender diversos problemas, pero sobre todo inseguridad, impulsar proyectos para multiplicar remesas, cadena perpetua para feminicidas y la creación de la fiscalía especializada en el tema, fueron algunos de sus proyectos.

Enrique Cárdenas insistió en que combatirá la corrupción para promover el desarrollo económico, ofreció certeza jurídica, infraestructura para conectar al Estado, atención a grupos vulnerables y combate frontal a la inseguridad.

Al finalizar el ejercicio, los tres candidatos se declararon ganadores y aseguraron que la opción que cada uno representa, es la única que garantiza bienestar, desarrollo y futuro para Puebla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *