El ejército y los representantes de los manifestantes en Sudán reanudaron el diálogo el lunes por la noche, después de un diferendo sobre la presidencia y composición del Consejo Soberano que deberá garantizar la transición política, más de un mes después de la destitución del presidente Omar al Bashir. FOTO: EBRAHIM HAMID / AFP

AFP
05/20/2019 , 4:04 pm

Se reanuda diálogo en Sudán tras divergencias sobre futuro órgano de transición

JartumSudán.- El ejército y los representantes de los manifestantes en Sudán reanudaron el diálogo el lunes por la noche, después de un diferendo sobre la presidencia y composición del Consejo Soberano que deberá garantizar la transición política, más de un mes después de la destitución del presidente Omar al Bashir.

Las conversaciones entre el consejo militar, que sucedió a Bashir, y la Alianza para la Libertad y el Cambio (ALC), líderes del movimiento de protesta, comenzó de nuevo hacia las 21H30 (19H30 GMT). La víspera, el portavoz de los militares, el general Shamseddin Kabbashi expresó durante una rueda de prensa “la esperanza de llegar a un acuerdo definitivo”.

Cada una de las partes desea que uno de sus miembros presida el Consejo Soberano, institución clave de la transición que debe sustituir al consejo militar por un periodo de tres años.

Al frente de Sudán por más de 30 años, Omar al Bashir fue destituido y detenido por el ejército el 11 de abril, por la presión de un movimiento iniciado el 19 de diciembre tras la decisión de las autoridades de triplicar el precio del pan, en un país en profunda crisis económica.

El movimiento se transformó después en una contestación del poder. Miles de manifestantes acampan desde el 6 de abril delante del cuartel general del ejército en Jartum para reclamar un traspaso de poder a los civiles.

“Insistimos en que el Consejo Soberano esté presidido por un civil e integrado sobre todo por miembros civiles”, declaró a la AFP Satea al Haj, miembro de la ALC que participó en las negociaciones nocturnas.

El Consejo militar de transición, en el poder, en cambio exige lo contrario, explicó, precisando que los militares “justifican (su posición) a causa de las amenazas a su seguridad que enfrenta el país”.

Militares y manifestantes ya han acordado algunos puntos importantes durante las últimas semanas: la duración del periodo de transición (tres años), así como la creación de un Parlamento integrado por 300 miembros, dos tercios de los cuales provendrían de la ALC.

str-aem/iw/age/mb/bc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *