AFP
05/21/2019 , 1:47 am

Reabren mina neozelandesa cerrada hace 9 años para recuperar cadáveres

Wellington, Nueva Zelanda.- Una mina de carbón donde murieron 29 personas en uno de los peores accidentes de la historia de Nueva Zelanda fue reabierta el martes después de nueve años, cuando los expertos comenzaron el largo proceso de recuperación de los restos.

Los hombres murieron en la mina de Pike River en noviembre de 2010 por una explosión provocada por la acumulación de gas metano inflamable. 

La mina de la Isla Sur -una de las dos grandes islas que forman el país- fue entonces sellada por temor a nuevas explosiones, enfureciendo a los familiares que querían recuperar los restos de sus seres queridos.

Aunque algunos expertos dijeron que la mina era demasiado peligrosa para entrar, los familiares de las víctimas argumentaron que era la única manera de dar con la causa de la explosión que mató a 24 neozelandeses, dos australianos, dos británicos y un sudafricano. 

La controversia fue tan intensa que cuando la primera ministra Jacinda Ardern fue elegida en 2017, siete años después del accidente, nombró específicamente al ministro Andrew Little para supervisar la reapertura de la mina. 

Little anunció el miércoles que el sello del túnel de acceso a la mina Pike River se había retirado

“Hoy hemos regresado”, dijo el ministro, describiendo la tragedia como “una consecuencia de un fallo empresarial y regulatorio”. 

“Nueva Zelanda no es un país donde 29 personas pueden morir en el trabajo sin que no se rindan verdaderamente cuentas (…) y es por eso que hoy hemos cumplido nuestra promesa”.

El progreso a través de la mina será lento porque los trabajadores intentarán minimizar el riesgo de otra explosión de metano. 

“El proyecto de recuperación se llevará a cabo de manera profesional”, aseguró el ministro. “Lo más importante es que se hará de forma segura”. 

Una investigación oficial en 2012 criticó las prácticas de trabajo inseguras en la mina y estimó que nunca debería haber estado operando, aunque la policía dijo que no había pruebas suficientes para presentar cargos por homicidio contra sus gerentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *