Congreso de los Estados Unidos (Fotografía https://www.house.gov) Congreso de los Estados Unidos (Fotografía https://www.house.gov)

Redacción/ Tribuna Noticias
05/22/2019 , 6:48 pm

Aprueban en Washington ley para permitir el compostaje de restos humanos

WASHINGTON, Estados Unidos.- Washington se ha convertido en el primer estado del país, en el que se ha impulsado una ley que permite el compostaje de restos humanos, como una alternativa al entierro o la cremación.

El Gobernador del estado, Jay Inslee, firmó un acuerdo para legalizar la conversión de restos humanos en abono, dicha iniciativa entrará en vigencia en mayo del próximo año.

Actualmente, el estado de Washington solo permite la cremación o entierro de restos humanos, sin embargo, existe una tercera opción, la cual es más natural y amigable con el medio ambiente: convertir los cadáveres humanos en compost, esto es, tierra fértil.

De hecho, el proyecto de ley describe este proceso como una conversión contenida, acelerada y eficiente de tratar restos humanos, la cual cierra adecuadamente el ciclo de la vida. Cabe agregar que los promotores del proyecto consideran que la iniciativa permite fomentar un mejor estado de derecho, debido a que las personas tendrían la posibilidad de elegir sobre el destino final de sus restos:

“Ya es hora de que apliquemos algo de tecnología, permitamos que se aplique cierta tecnología a esta experiencia humana universal… porque pensamos que las personas deberían tener la libertad de determinar por sí mismas cómo desean que se deshagan de su cuerpo”, declaró el senador estatal Jamie Pedersen, quien es el principal patrocinador del proyecto.

Por otra parte, la defensora del compostaje humano, Leslie Christian, considera que es una opción atractiva desde el punto de vista económico y ambiental, ya que en Estado Unidos, el costo promedio de un entierro es de 17 mil dólares, mientras que los costos de cremación superan los 6 mil dólares; sin embargo, se espera que el proceso de compostaje humano no supere los 5 mil 500 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *