La Secretaria de Educación Pública (SEP), suspendió cualquier tipo de actividad al aire libre en las escuelas de la Ciudad de México, debido a los altos índices de Contaminación, ocasionados por los incendios forestales registrados en los últimos días. (Fotografía: Rodrigo ARANGUA / AFP)

Liliana Tecpanécatl / Tribuna Noticias
05/24/2019 , 1:38 pm

México se aleja de sus compromisos para evitar el cambio climático; dice especialista de la Universidad de Edimburgo.

Puebla, Pue.- En la actualidad, los gobiernos del mundo difieren sobre las acciones que deben tomar para contrarrestar el cambio climático, aunque esté demostrado que es una realidad; por ello hemos llegado a un punto en que, la sociedad, las instituciones educativas y las organizaciones ciudadanas, deben tomar el problema en sus manos y comiencen a trabajar en la solución.

Así lo afirmó, la doctora Kathi Kaesehage de la Universidad de Edimburgo, quien dijo que a nivel global hay muchos cambios sociales, en la política y en el medio ambiente y algunos gobiernos se han fijado metas muy ambiciosas en cuanto al cuidado del medio ambiente, sin embargo, al paso del tiempo, son incapaces de cumplirlas.

De ahí que los ciudadanos deben cambiar su perspectiva y dejar de confiar en que sus gobiernos harán lo que prometen, por lo que es urgente que se tomen cartas en el asunto, y se emprendan planes ambientales que surjan desde la ciudadanía a modo de que no importe si los gobernantes hacen o no, algo al respecto.

La académica, de visita en nuestro país, dijo que México es uno de los países que en los hechos, se ha alejado de sus compromisos en materia medioambiental, sin embargo, hoy la gente de las comunidades rurales, se queja cada vez más de fenómenos atípicos, como granizadas o sequías, lo que debe encender los focos de alerta de autoridades, instituciones educativas y ciudadanos.

Agregó que además de que las grandes compañías deben asumir su responsabilidad con el medio ambiente, las pequeñas y medianas también pueden establecer medidas encaminadas a frenar la contaminación, pues todo esfuerzo pequeño o grande, suma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *