Además del resultado de las fuerzas euroescépticas en la Unión Europea (UE), que marcaron la campaña electoral, las elecciones a la Eurocámara dejan otros interrogantes, como el resultado de los partidos ecologistas o la participación. (Fotografía: FREDERICK FLORIN / AFP)

AFP
05/25/2019 , 12:51 am

Cinco incógnitas a despejar tras las elecciones a la Eurocámara

Bruselas, Bélgica.- Además del resultado de las fuerzas euroescépticas en la Unión Europea (UE), que marcaron la campaña electoral, las elecciones a la Eurocámara dejan otros interrogantes, como el resultado de los partidos ecologistas o la participación.

– ¿Una ola euroescéptica? –

Una amplia coalición de fuerzas euroescépticas y de ultraderecha esperan abrirse camino hacia la Eurocámara para obstaculizar el proceso de integración europea.

Los sondeos les otorgan alrededor de un 20% de los sufragios, impulsados especialmente por la Liga del italiano Matteo Salvini y la Agrupación Nacional de la francesa Marine Le Pen.

Los analistas dudan no obstante de la capacidad de los euroescépticos de formar una verdadera coalición en la Eurocámara, frente a una mayoría proeuropea en el hemiciclo.

– ¿Nueva caída de la participación? –

Desde los primeros comicios en 1979, cuando se acercaron a votar un 62% de los electores, la afluencia disminuyó progresivamente. En 2014, registraron su peor dato con un 42,6%.

Mandatarios como Emmanuel Macron en Francia o Mark Rutte en Países Bajos urgieron a los electores a acudir a las urnas para frenar a las fuerzas euroescépticas.

Para muchas, una baja tasa de participación reflejaría una nueva muestra de un creciente divorcio entre Bruselas y las verdaderas preocupaciones de la población.

– ¿Una dosis ‘verde’? –

Inspirados por activista sueca Greta Thunberg, cientos de miles de jóvenes europeas salieron a las calles en los últimos meses para reclamar una firme acción a favor del clima.

Huelgas estudiantiles, desobediencia civil y protestas masivas impulsaron el debate a la escena europea, pero está por ver si esto se traduce en votos para los partidos ecologistas.

La imposibilidad para la mayoría de adolescentes y jóvenes de ejercer el derecho al voto y la movilización más o menos bien organizada según los países parecen reducir las posibilidades.

Según los sondeos, el grupo ecologista en la Eurocámara debería seguir situándose en torno a los 50 eurodiputados de 751, pero podría ser clave para conformar una mayoría proeuropea.

– ¿Brexit o no Brexit? –

Desde los últimos comicios europeos de 2014, los británicos decidieron abandonar la UE, por lo que su participación esta semana puede ser la última en unos comicios a la Eurocámara.

Aunque el objetivo de Reino Unido era salir antes y no deber participar, el retraso del Brexit al 31 de octubre les obligó a votar y parece beneficiar a su mayor defensor, Nigel Farage.

El anuncio de la dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, y el resultado de los proeuropeos podrían pesar en el debate en la UE sobre cómo continúa la saga del Brexit.

– ¿Muerte al candidato principal? –

Algunos de los 28 mandatarios europeos rechazan la idea de ceder a las partidos políticos y a la Eurocámara la elección del titular de la Comisión Europea, una prerrogativa que les corresponde.

En 2014, se puso en marcha el sistema conocido como ‘Spitzenkandidat’, por el que el cabeza de lista de la familia política que se imponga en las elecciones debe presidir la Comisión.

El Partido Popular Europeo (PPE, derecha) aupó entonces a Jean-Claude Juncker y espera hacer lo mismo con Manfred Weber, a quien la canciller alemana Angela Merkel reiteró su apoyo.

Sin embargo, unos resultados abiertos podrían hacer que los mandatarios propongan finalmente a otro candidato a presidir la Comisión, lo que augura un duro pulso con la Eurocámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *