moscú Fotografía: Alexander NEMENOV / AFP

AFP
06/12/2019 , 7:50 am

Líder opositor Navalni y cerca de 100 manifestantes detenidos en Moscú

Moscú, Rusia.- Cerca de 100 manifestantes, entre ellos el líder opositor Alexéi Navalni, fueron detenidos el miércoles en Moscú en una manifestación de apoyo al periodista Iván Golunov, injustamente acusado de tráfico de drogas antes de ser liberado.

“Alexéi Navalni acaba de ser detenido”, anunció  en Twitter Kira Yarmysh, la portavoz del opositor tantas veces arrestado en los últimos años.

La organización OVD-Info, especializada en el seguimiento de arrestos, informó de la detención de casi 100 manifestantes en esta marcha no autorizada contra la supuesta impunidad y corrupción de los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Cerca de mil personas se reunieron en el centro de Moscú y un centenar en la segunda ciudad del país, San Petersburgo, comprobaron periodistas de la AFP, en respuesta a un caso que provocó una movilización sin precedentes de la sociedad civil.

“Lo que pasó con Ivan Golunov sucede todos los días en todo el país. Hay montones de historias de drogas (falsas) como esa. Tuvimos suerte de que lo soltaran, pero sólo fue una pequeña victoria. La guerra no está ganada”, dijo a la AFP Egor, un manifestante de 15 años que llevaba una camiseta con el lema “Yo soy Iván Golunov”.

“Vine porque todavía hay mucha gente que está injustamente detenida. Hay muchos casos injustos”, dijo Liudmila, una ingeniera jubilada de 83 años.

Las autoridades rusas retiraron el martes los cargos contra Golunov, acusado de tráfico de drogas, y lo dejaron en libertad.

Desde el jueves pasado sobrevolaban las dudas sobre las condiciones de detención y la veracidad de las acusaciones contra este periodista del medio independiente Meduza, conocido por sus investigaciones de corrupción de las élites y estafas en sectores como el microcrédito o las pompas fúnebres.

El periodista de 36 años salió de comisaría y entre lágrimas agradeció la solidaridad nacional e internacional, prometiendo que continuará con su trabajo de investigación.

Además, se abrió una investigación sobre los policías que detuvieron al periodista, que estarán suspendidos mientras ésta dure, y cesaron a dos comandantes de la policía moscovita.

Se trata de una decisión casi sin precedentes en Rusia, donde los servicios de seguridad y la policía a menudo son acusados de inventar casos de drogas para sacarse de encima a las voces críticas, y en donde las absoluciones son muy poco frecuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *