(Foto: OMAR HAJ KADOUR / AFP / Archivo)

AFP
06/18/2019 , 9:52 pm

La ONU llama a Moscú y Ankara a poner fin a una “catástrofe humanitaria” en Siria

Naciones Unidas, Estados Unidos.- El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el martes a Rusia y a Turquía “estabilizar sin demora la situación” en la provincia siria de Idlib, escenario de una “catástrofe humanitaria”, según varios miembros de Naciones Unidas. 

“Estoy profundamente preocupado por el agravamiento de la lucha en Idlib, y la situación es especialmente peligrosa a medida que aumenta el número de actores involucrados. Una vez más, los civiles están pagando un precio horrible”, dijo Guterres en un encuentro con los medios.

Rusia y Turquía firmaron en septiembre de 2018 un memorando para bajar las tensiones en Idlib, controlada por los rebeldes.

“No hay una solución militar a la crisis siria. La solución debe ser política”, insistió Guterres, que hizo hincapié en la necesidad de respetar los derechos humanos y la ley humanitaria internacional “incluso en la lucha contra el terrorismo”.

A petición de Bélgica, Alemania, Kuwait y Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió por la tarde para celebrar una reunión de urgencia sobre Idlib, en el noroeste de Siria.  

Varios diplomáticos indicaron que el objetivo era sobre todo “volver a llamar la atención” sobre la provincia y mantener la presión sobre Rusia y Siria para que pongan fin a los ataques contra civiles. 

“Estamos ante una catástrofe humanitaria”, afirmó el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock. 

Su homóloga para Asuntos Políticos, Rosemary DiCarlo, también habló de “catástrofe humanitaria” en la provincia. 

Según la oenegé Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), al menos 55 combatientes murieron este martes en el noroeste del país en enfrentamientos entre las fuerzas prorrégimen y los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al Sham (HTS), apoyados por los rebeldes. 

– Huida hacia el norte –

En mayo, el Consejo ya celebró varias reuniones sobre Siria y la situación en la provincia de Idlib, durante las cuales los responsables de la ONU ya alertaron sobre una posible crisis humanitaria. 

Idlib se ha convertido en foco de bombardeos casi diarios del régimen sirio y de su aliado, Rusia, en las últimas semanas. Y eso pese a que esta región figura en el acuerdo alcanzado en septiembre entre Moscú y Ankara sobre la creación de una “zona desmilitarizada”.

En las seis últimas semanas, más de 230 civiles murieron, entre ellos 81 niños, y 330.000 personas huyeron de sus casas rumbo a la frontera con Turquía, indicó Mark Lowcock.

Y en el mismo periodo, 37 escuelas y 26 establecimientos médicos fueron alcanzados por disparos, añadió el subsecretario, que llamó a poner fin “inmediatamente” a los “ataques contra los civiles y las infraestructuras”

“Nunca atacamos instalaciones civiles”, contestó el embajador de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia. El acuerdo de septiembre “se aplica totalmente”, afirmó y acusó a algunos países de desear que el gobierno de Damasco no retome el control de territorios sirios. 

Turquía no compartió las declaraciones de Nebenzia. “Por desgracia, las violaciones del alto el fuego” cerrado en septiembre “están en alza” con “consecuencias catastróficas para los ataques del régimen contra los civiles”, dijo el embajador turco ante Naciones Unidas, Feridun Sinirlioglu.

La guerra de Siria comenzó en 2011 y ya se ha cobrado más de 370.000 vidas y millones de desplazados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *