AFP
06/24/2019 , 1:16 pm

España tutea al gigante Estados Unidos pero cae con dos penales en contra

España puso contra las cuerdas al gigante del fútbol femenino Estados Unidos, pero cayó con dos goles de penal en contra (2-1), este lunes en Reims en octavos del Mundial, por lo que el vigente campeón se medirá a Francia en cuartos el viernes en París.

Megan Rapinoe, desde el punto de penal, adelantó a Estados Unidos (7) y España respondió inmediatamente por medio de Jenni Hermoso (9), rompiendo la racha de siete partidos sin recibir gol del ‘US Team’.

Finalmente una entrada de Virginia Torrecilla sobre Rose Lavelle, señalada como penal y comprobada en el VAR, lo convirtió de nuevo Rapinoe para dar la victoria al campeón (75).

Estados Unidos había iniciado el duelo con su dosis habitual de intimidación. Gritos, mucho choque de palmas, presión al árbitro y toda la carga física posible sobre el rival. En ocasiones les vale para decantar definitivamente la balanza.

Esta vez les sirvió para situarse 1-0 después de que Leila Ouahabi dejara un pasillo a Tobin Heath. Mapi León acudió a la ayuda e hizo penal. Rapinoe engañó a Sandra Paños.

El partido parecía tomar el cauce previsto pero de repente las estadounidenses mostraron que también son humanas. La central Becky Sauerbrunn falló al sacar el balón y Lucía García, muy atenta, dejó a Jenni, que con toda la calma del mundo lo colocó en la escuadra.

Con el tanto España se sacudió de un golpe los nervios y la sequía de dos partidos sin marcar. Empezó a jugar de tú a tú al gigante y no paró hasta el final.

Aguantó 75 minutos, hasta que la árbitra húngara Katalin Kulcsar señaló un nuevo penal. Estados Unidos no falló y logró un sufrido billete a cuartos.

– Lucía García, lección de garra –

Pero Estados Unidos seguía creando peligro, especialmente por las bandas, con Rapinoe y Heath ganando la partida a Marta Corredera y Ouahabi.

Rapinoe rozó el gol en el 13, en una contra que se jugó al primer palo. Ahora sí, Paños exhibió su categoría.

Las laterales españolas sin embargo le fueron tomando la medida al duelo y España se mostró convincente en defensa y capaz de mover al campeón del mundo.

Entonada en el entrejuego, Vicky Losada, que volvía al once tras caerse después del primer partido, se llevó un duro golpe en el ojo y tuvo que ser sustituida a la media hora de juego por Nahikari García.

La otra García, Lucía, volvía a ser de lo mejor de España. Con su garra habitual ponía en aprietos a la lateral izquierda Crystal Dunn cada vez que esta recibía el balón.

La segunda parte comenzó con las fuerzas todavía más igualadas, en parte por el desgaste debido a los más de 30 grados en Reims. Estados Unidos cada vez espaciaba más sus ocasiones frente a una España que sabía darle a su juego el punto de agresividad necesario para mantener firme al coloso.

A la hora de juego Lavelle se encontró un balón en la frontal y su potente latigazo se fue por encima del larguero.

España, con una colosal Virgnia Torrecilla marcando el ritmo del ataque, intentaba encontrar la velocidad de Lucía y Nahikari, única forma de buscar las cosquillas a la dupla de centrales.

Fue Lucía la que desde la izquierda conectó con Patri Guijarro, que disparó cerca de uno de los postes (62).

El segundo penal convertido por Rapinoe no amilanó a España, que cercó a Estados Unidos. El campeón aguantó contra las cuerdas y logró un sufrido billete a cuartos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *