(Fotografía: NOAH SEELAM / AFP)

AFP
06/25/2019 , 12:38 pm

Pulso entre Italia y barco humanitario Sea Watch por 42 migrantes

RomaItalia .- La tensión aumentó este martes entre Italia y el barco humanitario Sea-Watch tras el anuncio de la ONG de forzar el bloqueo ordenado para impedir que desembarque en Lampedusa a los 42 inmigrantes que lleva a bordo desde hace 13 días.

El Tribunal Europeo para los Derechos Humanos rechazó este martes el recurso de los migrantes que pedían desembarcar por motivos urgentes, aunque instó a Italia a “continuar a dar la asistencia necesaria” a las personas vulnerables a bordo.

En una entrevista publicada el martes por la mañana por el diario italiano La Repubblica, la capitana de la nave, Carola Rackete, una alemana de 31 años, advirtió que estaba esperando la decisión del tribunal antes de entrar en acción.

“Entraré en aguas italianas y los llevaré a un puerto seguro de Lampedusa (…) No tengo otra opción”, dijo.

Tanto la capitana como el personal de la ONG podrían ser procesados por facilitar la inmigración ilegal y la embarcación podría ser incautada con una multa de 50.000 euros, según el nuevo decreto del ministro del Interior italiano, el ultradrechista Matteo Salvini.

“Por mí, Sea-Watch no entrará nunca a Italia, puede permanecer allí hasta Navidad y Año Nuevo”, advirtió este martes Salvini con su habitual tono.

“Han pasado 13 días, hubieran podido ir a Holanda y regresar”, agregó tras acusar a la ONG y a la embarcación con bandera holandesa  de usar a los migrantes como “rehenes” con fines políticos.

De los 53 migrantes rescatados el 12 de junio por Sea-Watch en Libia, Italia ha aceptado el desembarco de 11 personas vulnerables (niños, mujeres, enfermos).

“¡Ahora basta!”, insistió Salvini, quien prometió mano dura contra la migración.

“La Corte Europea confirma que es correcta la línea de Italia a favor del orden, el sentido común, la legalidad y la justicia. Los puertos están cerrados para los traficantes de personas y sus cómplices”, reaccionó.

Docenas de ciudades alemanas han manifestado su acuerdo para recibir a los migrantes.

También el obispo de Turín (norte de Italia), monseñor Cesare Noviglia, anunció que su diócesis está dispuesta a hacerse cargo de ellos.

Carmelo La Magra, el párroco de Lampedusa, donde el partido de ultraderecha Liga liderado por Salvini obtuvo el 45% de los votos en las elecciones europeas de mayo, montó una carpa desde hace varios días frente a su iglesia para exigir el desembarco de migrantes, entre los cuales aún hay tres menores.

En un video transmitido por la ONG, un migrante de Costa de Marfil lanzó un conmovedor llamamiento: “No aguantamos más, estamos como en una prisión, ayúdennos a bajar de este barco”.

En enero pasado, 32 migrantes rescatados por Sea-Watch permanecieron atrapados durante 18 días a bordo antes de poder desembarcar en Malta gracias a un acuerdo para distribuirlos entre varios países europeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *