PUEBLA, México.- El centro regional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabajará en 178 inmuebles afectados por el sismo del 2017, anunció el delegado Ambrosio Guzmán Álvarez, quien además reconoció que la temporada de lluvias podría complicar la situación de los inmuebles, sobre todo en las iglesias. FOTO: Ilustrativa

Pilar Bravo
07/08/2019 , 8:16 pm

INAH acelerará obras en 178 inmuebles dañados por sismos de 2017

PUEBLA, México.- El centro regional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabajará en 178 inmuebles afectados por el sismo del 2017, anunció el delegado Ambrosio Guzmán Álvarez, quien además reconoció que la temporada de lluvias podría complicar la situación de los inmuebles, sobre todo en las iglesias.

Anunció que le han informado del Fondo Nacional de Desastres sobre la disposición de recursos económicos para poder emprender las obras de restauración que se requieren, por lo que la institución a la que representa ha hecho una clasificación de tres tipos de obras que se requieren: urgentes, de daños medios y de daños generales.

Explicó que de los 621 inmuebles dañados por el sismo se han terminado 125 obras, mientras que en otras 178 deberán elaborarse los proyectos para acelerar este año su avance, debido a que los procesos para justificar la aplicación de los fondos, hay proyectos que recibirán el apoyo de las comunidades.

Guzmán Álvarez reconoció que en el INAH hay reclamos, no solo de los sacerdotes titulares de las parroquias, sino de los habitantes que ofrecen su mano de obra, materiales o ayudas que permitan agilizar los trabajos.

Agregó que en el Instituto Nacional de Antropología e Historia se ha reclamado el pago de los seguros como ha sido el caso de Banorte, que cubrirá parte de las obras más costos, como pueden ser los templos de la región Mixteca.

El INAH no hace obra, pero vigila que se haga de manera correcta, por eso con la nueva dirección del Fonden, permitirá que se puedan elaborar más proyectos, debido a que el personal del INAH, solo tiene 11 arquitectos, por lo que esperan contar con más supervisores.

A casi dos años del sismo del 19 de septiembre de 2017, las obras han sido lentas, porque no son trabajos sencillos, además que se han atendido lo más urgente en la capital para evitar daños mayores.

Preocupa a los técnicos del INAH el ciclo de lluvias, debido al reblandecimiento de techos y muros, por lo que emitirá recomendaciones técnicas en algunas iglesias, en tanto se avanza en las obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *