PUEBLA, México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social y el personal del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas han lanzado alerta para extremar precauciones y supervisar las actividades de menores de edad, adolescentes y hasta gente de la tercera edad durante este período de vacaciones, para así evitar accidentes. FOTO: IMSS

Pilar Bravo
07/13/2019 , 5:20 pm

IMSS y SUMA, en alerta por accidentes durante temporada vacacional

PUEBLA, México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social y el personal del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas han lanzado alerta para extremar precauciones y supervisar las actividades de menores de edad, adolescentes y hasta gente de la tercera edad durante este período de vacaciones, para así evitar accidentes.

El doctor Francisco Morales Flores, director del Hospital de Traumatología y Ortopedia, revela que, a nivel nacional durante las vacaciones, el IMSS en todo el país reporta hasta 2 millones de consultas por accidentes que ocurren en los períodos vacaciones.

En el hospital a su cargo, de 150 servicios que dan por día, en este ciclo llegan a más doscientos, de las cuales, un tercio son emergencias que dejan mayores secuelas, como las quemaduras, traumatismos craneoencefálicos, envenenamientos, entre otros.

El sitio de mayor peligro en el hogar es la cocina, donde ocurren accidentes por quemaduras con lumbre o agua hirviendo, cortadas con cuchillos o con aspas, debido a que los menores meten las manos en licuadoras.

En vía pública, destacan los percances automovílisticos, caídas en motocicletas de adolescentes que no llevan casco o protectores, entre otros.

En el período de vacaciones el número de accidentes aumentan hasta un 20 por ciento, por lo que la red de paramédicos y ambulancias del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas se mantiene en alerta para acudir lo más pronto posible a los llamados que hace la población.

Suma recomienda Prevenir

El director de SUMA, Felipe Rodríguez Guridi, indicó que los niños menores de edades entre seis y 10 años son quienes corren más peligro, porque al quedarse en casa y en ausencia de los padres o de personas adultas, son suceptibles de caídas, quemaduras o intoxicaciones por la ingesta de medicinas o de sustancias químicas que se guardan en botellas de refresco.

Hay orientación a los padres de familia para evitar imprudencias, como dejar a los menores solos para jugar en la vía pública o poner a su alcance productos solventes que puedan ingerir o derramar, así como facilitarles el acceso a encendedores y cerillos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *