Instauran Sistema Municipal para prevenir la violencia contra mujeres en Puebla (Foto: Archivo)

Redacción / Tribuna Noticias
07/17/2019 , 12:28 pm

Aprueba la SCJN exigir indemnización por violencia familiar

Redacción.- La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que la justa indemnización constituye un derecho humano, por lo tanto, se puede exigir en caso de violencia familiar.

Asimismo detalló que para poder exigir el derecho se tienen que acreditar diversos supuestos que son:

•              La existencia de un hecho ilícito

•              Un daño patrimonial o extrapatrimonial

•              El nexo causal entre ese hecho ilícito y el daño

Las personas que realicen actos de violencia familiar, cometen un hecho ilícito que transgrede normas de orden público establecidas a nivel constitucional.

La violencia familiar es un daño moral que se actualiza por la gama de sufrimientos y dolores físicos o psíquicos. Por lo que se debe reparar de forma justa y acorde con la víctima.

El también daño patrimonial se genera por los costos económicos que asume el afectado, ocasionados por el agresor.

Parámetros para fijar la indemnización

Para que este derecho se pueda ejecutar, los afectados deben comprobar que las afectaciones patrimoniales y extrapatrimoniales son consecuencia de las agresiones.

La Suprema Corte especifica los parámetros que se deben tener en cuenta para la indemnización del daño moral.

•              El tipo de derecho o interés lesionado

•              Nivel de daño

•              Los gastos derivados del daño moral

•              El grado de responsabilidad del responsable

•              La capacidad económica de este último.

En el caso de la violencia intrafamiliar, la víctima debe mostrar los daños y los costos que sufrió o en su caso que asumirá derivados de la violencia.

La violencia familiar es un hecho ilícito que causa afectaciones morales y patrimoniales. Las víctimas tienen derecho a recibir una indemnización por daño moral derivado del sufrimiento y el dolor físico y psíquico que padecieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *