(Foto: Archivo)

Pilar Bravo / Tribuna Noticias
07/28/2019 , 2:12 pm

Con marcha, la 28 de Octubre exigirá justicia por homicidio de Meztli Sarabia

Puebla, Pue.- Para el primero de agosto, una vez que termine la ceremonia de cambio de gobernador, la organización 28 de octubre (UPVA ) realizará una marcha del mercado Hidalgo a Casa Aguayo con el objetivo de plantear a la nueva administración el reclamo de justicia para esclarecer el homicidio de Meztli Sarabia y pedir medidas de seguridad y no más acoso a los dirigentes de esa agrupación.

El dirigente de la UPVA, Rubén Saravia Sampasquelli, anunció que será su manera de hacer presencia ante el cambio de gobierno del que esperan, al menos respeto y una verdadera política de seguridad para ofrecer a la ciudadanía que enfrenta el agobio de la delincuencia que afecta a todos los sectores de la población.

Los mercados, dijo Simitrio, no han estado exentos de la delincuencia, y por eso las propias autoridades federales y estatales han tenido que intervenir en el Mercado Unión, para poner fin al “hoyo” como se denominaba a la guarida delictiva que ahí operaba.

Sin embargo, señaló que los comerciantes del Mercado Hidalgo no están de acuerdo en que ahora ese lugar se convierta en Cuartel de la Policía Municipal o de la Guardia Nacional, debido a que la vocación de ese espacio desde su fundación, fue crear un centro de servicios para la población, que no se cumplió.

Sobre la llegada del gobernador electo, Miguel Barbosa, confía en que pueda llevar a cabo la gobernanza mediante el dialogo con la sociedad y no por la fuerza, señaló que no desconfían de él, pero tampoco tienen toda la esperanza de soluciones mágicas. Cada quien tendrá que cumplir con el papel que le corresponde, aseguró.

La 28 de octubre solo pedirá el reconocimiento como organización social y no como banda delictiva ya que hacen política, pero sin partido, siempre en favor de miles de comerciantes y de la sociedad civil.

Admitió que ha tenido encuentros con la presidenta municipal Claudia Rivero para analizar los problemas de los mercados, donde el tema puntual sigue siendo la inseguridad, a veces generada por otras organizaciones.

Para finalizar, dijo no estar de acuerdo con la pretensión de reubicar a ambulantes hacia la 20 y 22 Poniente por ser una zona no solo invadida por la delincuencia, sino porque no hay servicios y la infraestructura de inmuebles en abandono que representan un peligro.

Relató que en las primeras décadas del siglo pasado esa fue zona de abasto, hasta que se construyeron nuevos mercados; ahora a un siglo de distancia San Antonio y el Refugio no son zonas aptas para el comercio y mucho menos para el transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *