(Fotografía por Delil Souleiman / AFP) (Foto: Delil Souleiman / AFP)

AFP
07/30/2019 , 12:47 am

Los civiles en Afganistán mueren a un ritmo “inaceptable”, según la ONU

Kabul, Afganistán.- Los civiles siguen siendo asesinados y heridos a un ritmo “inaceptable”, a pesar de las negociaciones en curso para poner fin a décadas de guerra, denunció la misión de la ONU en Afganistán (MANUA) este martes.

A pesar de que el número de víctimas en los seis primeros meses de 2019 se redujo un 27% respecto al mismo periodo de 2018, 1.366 civiles murieron y 2.446 resultaron heridos, señaló la MANUA en su informe semestral.

“El daño que se hace a los civiles es chocante e inaceptable”, destacó la misión de la ONU, que considera “insuficientes” los “esfuerzos” hechos por las dos partes para limitar las pérdidas de vidas de civiles.

Un tercio de las víctimas son niños (327 muertos y 880 heridos), debido sobre todo a las municiones sin explotar que manipulan sin ser conscientes de los riesgos.

Más civiles murieron a manos de las fuerzas progubernamentales que de los grupos insurgentes (717 muertos frente a 531), en gran medida debido a los ataques aéreos afganos y estadounidenses, según la MANUA.

Las fuerzas progubernamentales provocaron así un 31% de bajas civiles más en el primer semestre de 2019 que en el de 2018. En cambio, las muertes atribuidas a diferentes grupos insurgentes -principalmente los talibanes y el grupo Estado Islámico- se redujeron un 43%, debido a la caída de los atentados suicida y los ataques complejos.

Durante un histórico encuentro en Doha a principios de julio entre responsables talibanes y representantes del gobierno afgano, las dos partes publicaron una resolución común en la que instaban a reducir el número de víctimas civiles a “cero”. Pero la masacre de civiles ha continuado.

“Todo el mundo escuchó alto y claro el mensaje de los delegados afganos durante las conversaciones de Doha: ‘¡Reduzcan el número de víctimas civiles a cero!'”, dijo en un comunicado el dirigente de MANUA, Tadamichi Yamamamoto.

“Instamos a todas las partes a considerar este imperativo y a responder al llamado de los afganos para que se tomen medidas inmediatas con el fin de reducir los terribles daños infligidos”, añadió.

El año 2018 fue el más mortífero para los civiles afganos, con 3.804 muertos, entre ellos 900 niños, y 7.189 heridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *