FOTO: Agencia Enfoque

Redacción
08/06/2019 , 9:26 pm

“Bajada de la Virgen de los Remedios”, tradición desde hace más de 6 décadas en Cholula, Puebla

PUEBLA, México.- En un acto de fe, y desde de hace más de seis décadas, habitantes de Tehuiloyocan bajan la imagen de la Virgen de Los Remedios desde la iglesia situada sobre la Gran Pirámide de Cholula, y realizan un peregrinar que dura varias horas, para llevar la efigie por varios kilómetros hasta el templo local

Los devotos visitan el templo cada 11 de agosto por la mañana para agradecer las bendiciones y pedir a la virgen solución a sus problemas, pues aseguran desde el inició de esta tradición religiosa ha concedido milagros a la comunidad de San Luis Tehuiloyocan, desde una mejor producción en las tierras de cultivo, felicidad y prosperidad en las familias, así como sanación de enfermedades difíciles.

Dicha celebración se conmemora desde 1952, por lo que se ha convertido en una tradición más de la cultura poblana.

Traslado

El traslado de la virgen de los Remedios inicia en su santuario, desde donde se observa el territorio de la ciudad milenaria de Cholula; en dicho sitio, los feligreses la adoran, y con delicadeza, la trasladan por más de cinco kilómetros hasta la parroquia principal de la comunidad. En la procesión participan infantes vestidos de blanco, amas de casa y, principalmente, campesinos.

Para la llegada de la virgen, las calles de la junta auxiliar del municipio de San Andrés Cholula son adornadas con flores y papel de colores, además de nueve arcos hechos a base de semillas, verduras, papel y hortalizas, los cuales tienen el significado de la alegría. Se dice que antes del comienzo de esta “bajada” de la virgen en Tehuiloyocan existían diferentes problemáticas, tales como matanzas y poca producción de alimentos.

Tehuiloyocan

Tehuiloyocan es una comunidad de origen indígena que se ubica en el municipio de San Andrés Cholula, ahora es habitada por más de cuatro mil personas, la mayoría dedicadas a la siembra de diversos cultivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *