PUEBLA, México.- Aunque oficialmente la causa de la muerta de Judith Abigail no ha sido revelada por la Fiscalía General del Estado (FGE), ni por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), ha trascendido que fue ejecutada de un disparo en el rostro. FOTO: Agencia Enfoque

Antonio Rivas
08/19/2019 , 3:35 pm

Causa de muerte de Judith Abigail no ha sido confirmada por autoridades

PUEBLA, México.- Aunque oficialmente la causa de la muerta de Judith Abigail no ha sido revelada por la Fiscalía General del Estado (FGE), ni por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), ha trascendido que fue ejecutada de un disparo en el rostro.

Por el sigilo del caso, las autoridades se han reservado dicha información, con la premisa de que las investigaciones que aún están en curso les permitan dar con el paradero del o los responsables del feminicidio.

El caso

Cabe recordar que Abigail, de 28 años de edad y madre de dos menores de edad, fue vista por última vez el pasado 8 de agosto, cuando acudió al campo de tiro en San Baltazar Torija, en compañía de su amigo Eduardo.

Ambos regresaban del paseo a bordo de una camioneta cuando en la zona conocida como la Cruz de Piedra, sobre la carretera a Valsequillo, sufrieron una volcadura.

En su versión, el hombre dijo que él resultó herido y que sólo recuerda que sujetos desconocidos se llevaron a la fuerza a la joven.

Él estuvo internado en el Hospital Betania, donde tras su recuperación de las lesiones que sufrió en el accidente, fue dado de alta.

Familiares de Judith Abigail sospechan de su amigo, Eduardo

La madre de Abigail lo señaló como el principal sospechoso de la desaparición, así lo externó la semana pasada durante una protesta que realizó en Casa Aguayo. En esta movilización solicitó a las autoridades estatales su intervención para encontrar a su hija.

El cadáver de la fémina fue hallado el pasado viernes en el paraje Los Encinos de la carretera a Santa Cruz Alpuyeca, en los límites entre Puebla y Amozoc.

Ayer trascendió que agentes ministeriales iniciaron la búsqueda del amigo de la finada, quien ya se habría dado a la fuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *