PUEBLA, México.- El Instituto Latinoamericano de Derechos Humanos ve con "simpatía" las políticas migratorias del Gobierno de México; así lo sentenció el director ejecutivo del organismo, José Thompson Jiménez. (Foto: MARVIN RECINOS / AFP)

AFP
08/22/2019 , 11:44 pm

México reitera su rechazo a ser “tercer país seguro” con EEUU

México.- El gobierno y el Senado de México rechazaron este jueves de nuevo la posibilidad de que el país latinoamericano se convierta en un tercer país seguro para migrantes indocumentados, como lo ha exigido Estados Unidos. 

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo en Twitter que la diplomacia mexicana y los grupos parlamentarios en el Senado coincidían en “la negativa al planteamiento de tercer país seguro que hiciera Estados Unidos en junio pasado”.  

Ese acuerdo implicaría que los migrantes que lleguen a territorio mexicano tendrían que pedir asilo a México y no a Estados Unidos, una propuesta que el gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador ha rechazado. 

La negativa viene tras una carta que Ebrard envió al Senado para conocer la postura de los distintos grupos parlamentarios sobre el tema, ya que según las leyes mexicanas, esa Cámara debe aprobar cualquier tratado internacional que firme el gobierno.  

En la misiva, Ebrard recordó que Estados Unidos había propuesto un acuerdo de tercer país seguro en las negociaciones para evitar que la administración de Donald Trump impusiera aranceles a las exportaciones mexicanas si el país no disminuía la migración indocumentada.

En respuesta, el Senado expresó en una carta su “rechazo absoluto de tal acuerdo”. 

Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado -el mayoritario partido de López Obrador- dijo en esa carta que “ningún integrante de esta legislatura emitirá un solo voto a favor de que México se convierta en tercer país seguro”. 

México alcanzó un acuerdo con Estados Unidos el 8 de junio pasado que evitó la imposición de aranceles y no incluyó la propuesta de tercer país seguro. 

El acuerdo implicó que México desplegara a unos 21.000 soldados, 6.000 en su frontera sur -por donde acceden la gran mayoría de los indocumentados- y unos 15.000 en el norte, donde comparte 3.200 km de frontera con Estados Unidos.

Al cumplirse 45 días de la firma de ese pacto, el gobierno de México dijo que el flujo migratorio se había reducido en un tercio y que 45 días después, que se cumplen el 5 de septiembre, se haría otra evaluación de las medidas que tomó el país para frenar la migración. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *