PUEBLA, México.- En México, la pobreza está directamente relacionada con el estado de salud de las personas de la tercera edad, afirmó la directora de la facultad de Fisoterapia de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Miriam Ríos Kosa, quien agregó que el factor clave para un envejecimiento óptimo es la movilidad.

Liliana Tecpanécatl
08/27/2019 , 6:00 pm

A mayor pobreza, más enfermedades en adultos mayores: académica

PUEBLA, México.- En México, la pobreza está directamente relacionada con el estado de salud de las personas de la tercera edad, afirmó la directora de la facultad de Fisoterapia de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Miriam Ríos Kosa, quien agregó que el factor clave para un envejecimiento óptimo es la movilidad.

La especialista destacó la importancia de tomar acciones preventivas respecto a las enfermedades crónico degenerativas que más afectan a la población, como la diabetes o la hipertensión, que se agravan conforme el paciente adquiere más años, y que a su vez generan un impacto importante en las finanzas familiares.

Así, dijo que a mayor precariedad, mayor número de padecimientos y menor capacidad económica para atenderlas, lo que se convierte en un circulo vicioso, por lo que insistió en que las familias, deben tomarse en serio el tema de la movilidad e incentivar a los adultos mayores a realizar ejercicios y mantener una vida activa.

En general, la académica señaló que se debe trabajar por mantener una cultura de la prevención, más allá de las políticas públicas, pues actualmente los servicios del Estado en materia de salud están sobrepasados, pero este escenario no mejorará, ya que actualmente en el país existen 12 millones de personas de la tercera edad, y el promedio de vida va en aumento.

Por lo tanto, insistió que aunque parezca que una persona aún está lejos de la vejez, es importante que mantengan una vida activa, que disminuya el consumo de productos procesados y camine lo más posible, de modo que pueda prevenir padecimientos que afecten su calidad de vida conforme los años avancen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *