Chris Graythen/Getty Images/AFP

Angie Merlo
09/10/2019 , 12:16 am

New Orleans derrota en trágico final a Houston, Raiders hace lo suyo

Se vivió el primer lunes por la noche de la temporada regular de la NFL con doble cartelera, el primero con unos Saints de New Orleans que le dio la vuelta a los Texans de Houston con un marcador 30-28; en segundo fue ganado 24-16 por los Raiders de Oakland ante los Broncos de Denver .

El primer duelo inició con una ventaja temporal a favor de los Texans, que dominaron toda la primera parte, la defensiva de los Saints parecía fuera de sintonía, Brees era prácticamente atacado y detenido en los intentos por avanzar unas cuantas Yardas. Nos fuimos al medio tiempo, con solo un gol de campo para New Orleans, y dos anotaciones para los visitantes.

Pareciera que los locales tuvieron una plática motivacional porque regresaron a capturar tantas veces fuera posible a Watson, lo que permitió dos anotaciones de Brees; pero un pequeño descuido hizo que los de Houston se colocaran de nuevo a la delantera.

Vino el último cuarto uno con mucha emoción donde se vió por momentos que el partido ya estaba para llegar a tiempos extras, pero errores en la defensiva provocaron que por segundos el partido se viera victorioso para los Texans, pero Brees no permitió que eso sucediera ya que faltando solo 6 segundos logró posicionarse para buscar el gol de campo, después de un intento de 58 yardas, se quedo el partido en casa, rompiendo así una racha que tenían desde 2013, donde no ganaban el primer partido.

Mientras que en el segundo partido fue demasiado sorpresivo, Derek Carr se nota completamente recuperado, con una actitud renovada que permitió obtener la ventaja durante el partido, pese a la novela de Browns que terminó en una trasferencia del jugador a los Patriots.

En el tercer cuarto Gareon Conley, esquinero de los Raiders sufrió una lesión en la cabeza que lo obligo a abandonar el campo, una baja importante para la defensa.

Las cosas se comenzaron a calentar  lo que ocasionó que  comenzaran a volar pañuelos amarillos, permitiendo así que los Broncos pudieran anotar 3 goles de campo, dejando atrás el cero, llegamos al último cuarto, los Broncos lograron acortar la ventaja 16 a 24. El tiempo ya no les alcanzo a los de Denver, cayendo en su primer partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *