PUEBLA, México.- Analistas de la Universidad Iberoamericana hablaron sobre los severos daños que sufre el Estado cada vez que ocurre un desastre de la naturaleza, como el sismo de hace dos años, sin que a la fecha se tengan programas técnicos de prevención a pesar de que se sabe que volverán a ocurrir. FOTO: Archivo

Pilar Bravo
09/17/2019 , 8:56 pm

Analiza la Ibero el lento avance de la reconstrucción tras sismo del 19-S

PUEBLA, México.- Analistas de la Universidad Iberoamericana hablaron sobre los severos daños que sufre el Estado cada vez que ocurre un desastre de la naturaleza, como el sismo de hace dos años, sin que a la fecha se tengan programas técnicos de prevención a pesar de que se sabe que volverán a ocurrir.

Lorena Cabrera y Óscar Soto Badillo analizaron el lento avance de la reconstrucción de más de seis mil inmuebles públicos y privados que se dañaron en el temblor del 19 de septiembre de 2017.

Precisaron que el movimiento telúrico generó daños en 112 municipios, mil 400 comunidades, más de 31 mil afectaciones a viviendas, 600 templos, mil 614 escuelas,14 hospitales entre lo más relevante. La reconstrucción total durará varios años, y desde hoy debe de trabajarse en la planificación, crear programas de prevención, y localizar reservas para movilizar a personas en caso de nuevos desastres.

Dijeron que la entidad está sometida a otras contingencias, pues 67 municipios presentan altos riesgos de sequía, además que hay 14 en declaratoria de contingencia por lluvias atípicas.

En Puebla, otras amenazas permanentes son el volcán Popocatépetl, la infraestructura de ductos de gas y combustibles que atraviesan el territorio y la debilidad en carretera.

Ambos indicaron que los recursos dispuestos por el Gobierno y por la propia sociedad civil siempre son insuficientes. y se orientan más a la mitigación de los impactos que causan los desastres que a la prevención de los riesgos.

En los últimos 15 años, en México se contabilizaron 6 mil 174 eventos de desastres, en los que perdieron la vida 7 mil 742 personas, un millón 279 mil viviendas resultaron afectadas y 27 millones y medio de personas quedaron en estado de damnificación.

En ese contexto, se observa una persistente debilidad institucional para hacer frente a las amenazas: sólo el 20 por ciento de los municipios cuentan con Atlas de Riesgos y planes de contingencia y solo 20% cuentan con equipo de protección civil.

En este contexto. la Universidad Iberoamericana crea una especialidad en Gestión Integral de Riesgo, se trata de un programa interdisciplinario codiseñado con el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y otras organizaciones internacionales como OXFAM; tiene el objetivo de formar especialistas capaces de proyectar estrategias de diseño, gestión y evaluación de planes orientados a la reducción de riesgos y recuperación organizada en caso de desastres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *