PUEBLA, México.- Comercios establecidos y ambulantes disminuyeron sus ventas hasta 90 por ciento después de que el Hospital San Alejandro dejó de funcionar, por lo que al menos el 80 por ciento de los negocios decidieron cerrar. FOTO: Agencia Enfoque

Gisela Téllez
09/21/2019 , 6:52 pm

Cierran 80 % de los negocios aledaños al hospital de San Alejandro, Puebla

PUEBLA, México.- Comercios establecidos y ambulantes disminuyeron sus ventas hasta 90 por ciento después de que el Hospital San Alejandro dejó de funcionar, por lo que al menos el 80 por ciento de los negocios decidieron cerrar.

Al respecto, Alejandro Cortés, dueño de un establecimiento, señaló que “sobrevive” por la venta que realiza a pacientes de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria, sin embargo, aceptó que no obtiene ganancias porque “sólo le da vuelta al dinero”.

“Nos mantenemos con la poca gente que viene todavía a la Clínica UMAA, pero de San Alejandro desde que tembló evacuaron todo y disminuyeron las ventas al cien por ciento. Tuvimos que rebajar los precios y la gente que trabaja alrededor vienen a comer todavía”, dijo.

Por su parte, Hugo Corona, vendedor ambulante, puntualizó que antes de cerrar el nosocomio se instalaban al menos 18 puestos que operaban durante las 24 horas y ahora es el único que permanece en las inmediaciones.

“Como ya somos los últimos es la ventaja de que hay algo de venta, que es poquito, pero como soy el único (…) todo es para mi. Antes estábamos las 24 horas de hecho y ahorita son las 2 o 3 de la tarde y ya se muere esto. Toda la semana es muy tranquilo (…) uno trata de buscar otra zona, pero no hay oportunidad porque también hay otras personas que ya tienen esos lugares”, comentó.

Coincidieron en que a pesar de la competencia “salía el sol para todos”, por lo que consideraron que sería acertado rescatar la Unidad Médica para reactivar la economía, pero también para beneficiar a los derechohabientes, pues el Hospital La Margarita se encuentra saturado.

Al final, aceptaron que no han considerado “bajar la cortina” o cambiar de giro, pues vecinos o trabajadores de empresas cercanas aún llegan a sus negocios, una vez que, aseveraron, tuvieron que bajar los precios y hasta fiar.

IMSS investiga compra de inmueble que remplazaría a hospital de San Alejandro en Puebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *