Irma Sánchez| Tribuna Noticias
10/06/2019 , 6:00 am

Rumbo a los 50| Pluralidad día a día

Cuando muchos se mortificaban por la pluralidad que se imponía en las sociedades de todo el mundo, en México se daban las primeras luchas para abrir los espacios a todas las voces.

Los promotores de la apertura, la pluralidad solo disponían de la plaza pública y las calles para elevar su voz, con el riesgo de ser infiltrados para reventar sus movimientos y bandalizarlos.

En ese momento Tribuna decidió la estrategia de buscar el dialogo con los grupos disidentes y de lucha, para compartirles el micrófono con responsabilidad y en el marco del respeto.

De esta forma el líder Enrique Montero Ponce mostraba que -¡sí se puede! y que el compromiso era hacer escuchar esas voces que no podían seguir siendo ignoradas

Pese a lo cual los líderes de todos los movimientos primero hacían recordatorios maternos a Montero Ponce desde la plaza pública, las calles y especialmente cuando pasaban por su oficina en la avenida Reforma 134.

Esto, lejos de fracturar la comunicación con los líderes, permitió un mayor acercamiento para compartir inquietudes para hacerse escuchar ante las instancias correspondientes.

Entre los casos más sonados: el acercamiento con el polémico líder Simitrio, en el movimiento de limpieza de ambulantes en el centro histórico.

La liberación de estudiantes de la entonces UAP, retenidos en el edificio de Filosofía y Letras de la BUAP en 1973.

Con esto Tribuna hace efectivo su lema “la historia es nuestra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *