Foto Pixabay

AFP
10/23/2019 , 2:25 pm

Perú destruye laboratorios del narcotráfico en frontera con Colombia

Lima, Perú.- Miembros del ejército y la policía de Perú lanzaron una nueva ofensiva contra el narcotráfico en una región amazónica fronteriza con Colombia, donde destruyeron laboratorios de preparación de cocaína ante el incremento de actividades criminales en la zona, informó el miércoles el ministerio de Defensa.

Las acciones comenzaron el martes y continuaban el miércoles bajo el nombre de operación “Armagedón IV”, según el código de guerra asignado por los militares.

Los laboratorios clandestinos destruidos estaban sembrados en medio de la selva y eran utilizados por los narcotraficantes para procesar hojas de coca en cocaína o pasta básica.

“Los resultados de esta cuarta operación Armagedón aún no han sido contabilizados debido a que las acciones militares continúan”, precisó el ministerio de Defensa.

En el operativo participan tres patrullas de unos 15 hombres cada una, y se están utilizando tres helicópteros y otras aeronaves para el traslado de personal, dijo el ministro de Defensa Walter Marcos desde la remota región fronteriza de Putumayo.

Además “tenemos una reserva de efectivos para cualquier contingencia”, indicó el ministro.

En la misma zona actúan también traficantes de madera ilegal.

Según el ministro Marcos, dicha zona de frontera estuvo abandonada mucho tiempo, lo que permitió el brote de actividades ilícitas.

El gobierno peruano inició esta ofensiva antidrogas en julio, cuando militarizó la región fronteriza a través de un decreto de emergencia.

“Acá solo se puede llegar a través de vía fluvial o por helicóptero, y de eso se aprovecha una serie de delincuentes, tanto de nacionalidad peruana como de nacionalidad colombiana, para cometer actos ilícitos como el narcotráfico, la tala ilegal de madera y otros”, dijo el ministro.

En las tres primeras operaciones Armagedón se logró la destrucción de más de 40 laboratorios de fabricación de droga y la detención de más de 50 personas, entre peruanos y colombianos.

El estado de emergencia abarca las provincias de Putumayo y Mariscal Ramón Castilla, situadas en una remota y deshabitada región selvática donde suelen desarrollarse actividades ilegales transfronterizas.

El gobierno justificó su decisión en julio “ante el incremento de delitos transnacionales como el tráfico ilícito de drogas, tráfico de armas, terrorismo y minería ilegal, entre otros”.

En Putumayo, donde se encuentra el río del mismo nombre que divide Perú y Colombia, narcotraficantes colombianos se disputan el territorio para traficar con cocaína que tiene como destino final Estados Unidos o Europa. La provincia ha sido declarada en anteriores ocasiones en estado de emergencia.

La provincia de Mariscal Ramón Castilla tiene frontera con Colombia y con Brasil.

Perú es, junto con Colombia y Bolivia, uno de los mayores productores mundiales de hoja de coca y de cocaína, según la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *