AFP
11/20/2019 , 12:55 pm

Dakar-2020, un controvertido “nuevo desafío” en Arabia Saudita con Alonso como estrella

En 2020, el Rally Dakar cambia de escenario y se ofrece un controvertido “nuevo desafío” en Arabia Saudita con una estrella invitada, el español Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula 1.

Pese a las lagunas del país en cuanto a derechos humanos o su implicación en la guerra en Yemen, unos 350 equipos están inscritos en la salida.

Recorrerán durante doce días (de 5 al 17 de enero), desde las orillas del mar rojo a las rocas de Al-Ula, la vasta extensión del desierto de Arabia, según el recorrido anunciado este miércoles en el Instituto del Mundo Árabe en París.

Tras un primer capítulo entre Europa y África, y después de un segundo episodio en Sudamérica, el Dakar comienza una página de su historia acudiendo a Oriente Medio, donde permanecerá al menos cinco años.

“Es un nuevo país, un cambio de continente sobre todo. Es un nuevo desafío para todo el mundo”, señala a la AFP David Castera, el nuevo patrón de la carrera, que confiesa que el organizador ASO dudó “ciertamente” antes de elegir a Arabia Saudí como sede.

“Nos reunimos para reflexionar. Pero tuvimos muchas garantías del país, sabemos que hay una voluntad de apertura. El Dakar no es el primero en ir a Arabia Saudí, hay mucha gente que va”, declaró Castera.

– Mejorar su imagen –

El reino ultraconservador se apoya desde hace años en el deporte para mejorar su imagen. Ya había albergado la Supercopa de Italia en enero de 2019 y organiza desde el año pasado una carrera de Fórmula Eléctrica.

Las bazas saudíes son sus dos millones de kilómetros cuadrados y la variedad de sus paisajes, entre montañas, cañones, dunas y llanos, estiman los organizadores.

Para esta primera edición oriental, el Dakar comenzará en Yedá y terminará en Qiddiah, cerca de la capital Riad.

En el programa, 7.800 km, 5.000 de ellos de tramos cronometrados, con cinco etapas que superarán los 450 km. David Castera promete “una verdadera batalla”.

“Hemos reencontrado todo el ADN del rally a través de este gran desierto que representa Arabia Saudí. Tenemos muchos contrastes y hemos reencontrado todo los tipos de desiertos”, detalla Castera.

Aunque la carrera solo visitará un país este año, Arabia Saudí debe constituir una puerta de entrada hacia otros estados de la región los años siguientes.

“El Dakar siempre ha viajado a muchos países y la idea más adelante es ir también a países vecinos”, precisa Castera, citando Omán, Jordania o Emiratos Árabes Unidos.

Tras once ediciones en Sudamérica, “era hora de pasar a otra cosa“, explica.

“Veíamos que se hacía difícil y desgraciadamente los hechos nos han dado la razón”, afirma, en referencia a los movimientos sociales contra las políticas de austeridad que sacuden el continente.

“Ahora con todo lo que está pasando, pienso que estaría anunciando la anulación del rally. Sentíamos desde hace dos o tres años que la preocupación de los gobiernos era otra”, añade.

– Alonso con Marc Coma –

Vencedor el año pasado, el catarí Nasser al-Attiyah intentará al volante de su Toyota resistir a los Minis de Carlos Sainz y de Stéphane Peterhansel, que tendrá como copiloto este año a su mujer Andrea.

Al-Attiyah defenderá su título en un contexto geopolítico tenso, ya que su país está siendo boicoteado por una coalición liderada por Arabia Saudí.

Pero el piloto que debe atraer todas las miradas será un “rookie” llamado Fernando Alonso, “la guinda del pastel”, según los organizadores.

El doble campeón del mundo de Fórmula 1 (2005, 2006), en busca de experiencias en otras facetas del deporte del automóvil, tomará la salida como copiloto con su compatriota Marc Coma, quintuple vencedor en moto y exdirector deportivo de la carrera.

El dúo, que corre con Toyota, multiplicó las sesiones de ensayos desde el mes de agosto y disputó en octubre el Rally de Marruecos, considerado como la repetición general del Dakar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *