PUEBLA, México.- En el Congreso del Estado se aprobó una reforma al artículo 145 de la Ley del Agua, con el objetivo de dar facultad a los ciudadanos que hayan sido objeto de un abuso de la empresa concesionaria Agua de Puebla, en caso de cobros, indebidos para que puedan defenderse. FOTO: Agencia Enfoque

Pilar Bravo
11/21/2019 , 8:03 pm

Congreso aprueba que poblanos se defiendan de Agua de Puebla

PUEBLA, México.- En el Congreso del Estado se aprobó una reforma al artículo 145 de la Ley del Agua, con el objetivo de dar facultad a los ciudadanos que hayan sido objeto de un abuso de la empresa concesionaria Agua de Puebla, en caso de cobros, indebidos para que puedan defenderse.

Durante la sesión ordinaria, se reformó la Ley de Aguas del estado, para que el usuario pueda solicitar un procedimiento de revisión o impugnación.

La iniciativa fue presentada por la diputada María del Carmen Cabrera, quien precisó que se busca modificar la Fracción II del artículo 145 de la Ley del Agua para el estado de Puebla.

La legisladora argumentó que el artículo 17 Constitucional refiere que nadie puede hacer justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho, y con la decisión que se tomó se termina con la inconstitucionalidad.

En su documento, señala que el acceso a la justicia es un principio básico del estado de derecho; en ese sentido, dijo que sin acceso a la justicia, las personas no pueden hacer oír su voz, ejercer sus derechos, hacer frente a la discriminación o hacer que rindan cuentas los encargados de la adopción de decisiones.

La reforma aprobada en la administración panista del 2015 señalaba en el Artículo 145, fracción II, que “ante el consentimiento expreso o tácito este último lo define como el pago de las sanciones impuestas, será improcedente el recurso de revisión contra actos administrativos”

En el estudio se reiteró que dicha porción normativa que es violatoria del derecho a la tutela judicial previsto en el Artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en virtud de que ese pago no implica una inexorable sumisión que torne improcedente el recurso ordinario, pues su cumplimiento no suprime el acceso al medio de defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *