imagen Ilustrativa

AFP
11/30/2019 , 9:18 pm

Cinco tigres rescatados emprenden viaje de Polonia a España

Varsovia, Polonia.-  Cinco de los nueve tigres rescatados recientemente en condiciones deplorables en la frontera polaco-bielorrusa, viajaron este sábado a España donde les espera una nueva vida, anunció el zoo polaco que los recibió y los devolvió a la vida.

Los felinos, cuyo destino inicial era un zoo en la república rusa de Daguestán, fueron
socorridos a finales de octubre en Polonia cuando se encontraban en un camión
italiano en la frontera polaco-bielorrusa.

“Los tigres han partido. Estamos muy contentos de saber que llegarán a su destino en
24 o 30 horas”, dice la portavoz del zoo de Poznan, Malgorzata Chodyla.

Los cinco animales serán recibidos en el refugio de grandes felinos Primadomus, en
Villena, en la provincia de Alicante (este), administrado por la asociación holandesa
AAP (Animal Advocacy and Protection), que organiza también su viaje, según la
portavoz del zoo Malgorzata Chodyla.

Su salida fue precedida de algunos momentos de estrés, ya que los somníferos no
tuvieron el efecto esperado en dos de los animales.

“Cuando todo el equipo entra en el receptáculo para cargarlos, de pronto levantaron la
cabeza. Fue un poco tenso, pero al final todo se hizo con total seguridad”, dijo
Chodyla a la AFP.

La portavoz precisó que el camión tiene calefacción y que los tigres tienen suficiente
espacio en las jaulas en las que viajan para cambiar de posición.

A finales de octubre, el camión que transportaba a los diez tigres que eran
trasladados de Italia a Daguestán, en Rusia, fue retenido en la frontera entre Polonia
y Bielorrusia, al no contar con toda la documentación necesaria.

Durante los cuatro días que permanecieron retenidos en la frontera uno de los tigres
murió. El resto fueron trasladados a zoológicos polacos, siete de ellos a Poznan,
donde han sido alimentados hasta que se han restablecido para poder realizar el
nuevo viaje.

“Nuestros empleados descubrieron un verdadero horror. Los tigres estaban
hambrientos y debilitados y tenían sus propios excrementos pegados en la piel.
Nuestra veterinaria estima que su estado es espantoso”, contó entonces el zoo en
Facebook.

Tanto los dos camioneros italianos como el organizador ruso han sido acusados de
maltrato animal así como el veterinario de la aduana de Koroszczyn por incumplir sus
obligaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *