Jorge Román Bonilla Waldo
12/03/2019 , 7:25 am

Tradición y pasión en el lunes clásico de Arena Puebla.

Llegaba una cita con el destino y el calendario marcaba un lunes clásico en la Arena Puebla. La afición se hacía presente en las inmediaciones del coloso para presenciar duelos de gladiadores consagrados en el gusto del público. Las acciones iniciaban con la presentación de Meyer y Centella Roja quienes subieron al encordado para medirse frente a Joker y Fuerza Chicana.

Los técnicos comenzaron dominando la batalla y en menos de lo que canta un gallo, con un azotón desde el centro del ring, el bando de los buenos se llevaba la primera caída. El segundo episodio fue para el lado rudo, que gracias a Joker dominó a Centella Roja con una llave de rendición. Los ganadores de este peculiar encuentro fueron los técnicos, por cortesía de Meyer tras aplicar una palanca al brazo.

La segunda lucha presentaba a gladiadores poblanos de alto impacto: del lado del bien se encontraba Arkalis, Rey Samuray y Milleniun para verse las caras ante Raziel, Cancerbero y Malayo. En este combate pudimos apreciar que el “hombre de retos” Arkalis y Rey Samuray pintan para una pareja de peligro y buscan consolidarse en el gusto de la afición, muestra de ello el final de este duelo dónde Milleniun se lanzó desde la tercera para ejecutar un perfecto 450 grados que pulverizó a Raziel.

En Macht relámpago con duración de 10 minutos, se toparon Toro Bill y Perverso, este último levantando el brazo como vencedor de este combate dónde apreciamos lances y castigos que destrozarían a más de uno. Tras dos vuelos complicados a las faldas del cuadrilátero la experiencia de Perverso se impuso y consiguió el toque de las tres palmadas a los 7 minutos con 53 segundos.

Para la siguiente contienda, se veían de frente Audaz, Rey Cometa y Esfinge contra Vangellys, Tiger y Pólvora, este último con hambre de triunfo y ganas de destacar a nivel internacional. Hoy por hoy la lucha libre necesita gladiadores que mueran en la línea para entregar un espectáculo de calidad al público y Pólvora, a pesar de no conseguir la victoria, continúa trazando un camino hacia las grandes ligas del pancracio.

Para la batalla final, llegamos a un duelo de titanes, entre Volador Jr y Euforia que demostraron potencial y arsenal para el rival en un duelo plagado de mucha técnica, vuelos y llaves que tenían a los asistentes al filo de la butaca. Tras varios intentos fallidos de toque de espalda y rendición llegó la cuenta final que consagro a volador como ganador de este lunes clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *