Redacción
12/07/2019 , 6:03 pm

La fe mueve a los peregrinos, en bici o a pie, rumbo a la Basílica de Guadalupe

PUEBLA, México.- Cada año, a mediados del mes de diciembre, la autopista Puebla – México es abarrotada por miles de peregrinos, quienes movidos por su fe, deciden viajar en bicicleta o a pie rumbo a la Basílica de Guadalupe, para agradecer a la Virgen de Guadalupe por diversas cosas, así como pedirle algún favor o milagro, con la promesa de su regreso dentro de 365 días.

Dicha vialidad es paso obligado para personas que provienen principalmente de los estados de Puebla y Tlaxcala, quienes pueden hacerse entre 14 horas y un día, según el municipio desde el que partan y si van en bicicleta o a pie.

Gerardo Fuentes es uno de los miles de católicos que buscan llegar con bien a la Basílica de Guadalupe. Él viaja en compañía de su sobrino, Rodrigo Fernández.

Salieron de la colonia Xonaca a las 04:00 horas de este sábado 7 de diciembre, con el claro objetivo de visitar a su “Virgencita”.
Gerardo realiza su tercera peregrinación en bicicleta, aunque para su sobrino apenas es la primera; se muestra orgulloso de inculcar la fe en su joven familiar.

Ambos tomaron un breve descanso en la carretera México – Puebla, y es que el camino que tienen que recorrer es largo y complicado.
Particularmente, lo motiva el pedir por su familia y por la prosperidad de su negocio.

En el caso de Rodrigo, un año de salud fue lo que lo motivó a visitar a la Virgen de Guadalupe.

Visiblemente cansados, pero con fervor en su mirada, toman sus bicicletas tipo ruta para continuar, algunos kilómetros abajo de ella, pero después abordo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *