PUEBLA, México.- Como cada año, en el seminario Palafoxiano y el Santuario Guadalupano se lleva a cabo la tradicional Feria Guadalupana, considerada como la feria más familiar de Puebla, actividad cuyo principal objetivo es recaudar fondos para el seminario, pero también para dar a conocer las actividades que se llevan a cabo en este centro de formación sacerdotal, y promover las vocaciones religiosas en la arquidiócesis. FOTO: Agencia Enfoque

Verónica Aburto
12/12/2019 , 4:52 pm

Fe y gastronomía, juntas en el seminario Palafoxiano y el Santuario Guadalupano

PUEBLA, México.- Como cada año, en el seminario Palafoxiano y el Santuario Guadalupano se lleva a cabo la tradicional Feria Guadalupana, considerada como la más familiar de Puebla, actividad cuyo principal objetivo es recaudar fondos para el seminario, dar a conocer las actividades que se llevan a cabo en este centro de formación sacerdotal y promover las vocaciones religiosas en la arquidiócesis.

Desde muy temprano, los mariachis, grupos de fieles, familias enteras se han dado cita para acudir a las celebraciones religiosas que se llevan a cabo cada hora en la carpa instalada en la explanada del Santuario Guadalupano, pero además para degustar la gran variedad de platillos que se ofrecen: chalupas, mixiotes, carnitas, mole poblano, mole de panza, pambazos, chanclas, pelonas, comida corrida, aguas frescas, incluso champurrado, chocolate, café o ponche.

Este año se desarrolla la edición 60, que concluye hoy 12 de diciembre; una de las ceremonias principales se llevará a cabo a las 19:00 horas cuando el arzobispo Víctor Sánchez lleve a cabo la tradicional bendición de las rosas. Originalmente esta ceremonia se efectuaba en la capilla del seminario, sin embargo dada la cantidad de fieles que acuden a ella, ahora se realizará en el santuario, de manera que haya más espacio para apreciarla.

En donde también hay fiesta es en la zona del Paseo Bravo: juegos mecánicos, puestos de artesanías, juguetes, dulces típicos y sobre todo antojitos, rodean el templo de Guadalupe, mejor conocido como la Villita, en donde cientos de fieles se congregan para ofrecer sus oraciones a la Morenita del Tepeyac.

En este punto se pueden apreciar familias, sobre todo con niños pequeños vestidos como Dieguitos, con todo y bigotes, quienes disfrutan, después de cumplir religiosamente en el templo, de las delicias gastronómicas que abundan, por ejemplo, las tradicionales chalupas.

Conoce el origen de la celebración a la Virgen de Guadalupe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *