AFP
12/14/2019 , 1:44 pm

El Marsella se deja un empate en Metz y el PSG ya es campeón de otoño

El Marsella (2º), que llegaba con una racha de seis victorias consecutivas, empató 1-1 en el campo del Metz (17º), este sábado en la 18ª jornada de la Ligue 1, lo que significa que el París Saint-Germain se aseguró el honorífico título de campeón de otoño.

El serbio Nemanja Radonjic (70) permitió al Marsella llevar a siete partidos su racha de imbatibilidad. Antes adelantó al Metz el senegalés Opa Nguette (40).

Con su empate el Marsella, que perdió por lesión a su capitán Steve Mandanda, queda a cuatro puntos del PSG, que podrá ampliar su ventaja este domingo en su visita al Saint-Etienne (8º), en el duelo de altura que cierra la 18ª jornada.

El OM se pudo ir con una derrota, pero Yohann Pelé, sustituto de Mandanda, que se tuvo que retirar a la media hora de juego, atajó un penal al principio de la segunda mitad.

En Saint-Symphorien el equipo dirigido por André Villas-Boas recuperó al goleador argentino Dario Benedetto, ausente contra el Burdeos la semana pasada por lesión. El antiguo ariete de Boca Juniors no tuvo su mejor noche.

El comienzo del partido fue equilibrado entre dos formaciones bien organizadas. El Marsella se encargó de la posesión, pero el Metz puso el picante con las mejores ocasiones.

– Radonjic, el hombre del momento –

En el 40 se llevó el premio, cuando Fabien Centonze centró desde la derecha y Nguette apareció en el primer palo para marcar.

A la vuelta de vestuarios Villas-Boas cambió a Bouna Sarr por Radonjic, un movimiento finalmente decisivo. En el 70 Valere Germain, que acababa de entrar en juego, desbordó por la derecha y centró atrás para que el serbio golpeara con confianza.

El jugador de 23 años, que no había hecho ruido desde que llegara en 2018 al Marsella, se ha destapado en las últimas semanas, con cuatro goles en los últimos cinco partidos.

En la recta final Germain tuvo los tres puntos en su cabeza, pero Marvin Gakpa salvó a su equipo despejando en la línea (86).

Decepcionante, después de haber estado cerca del sobresaliente en sus últimos partidos, el Marsella cruza los dedos para que el PSG pinche en Saint-Etienne y, sobre todo, para no perder a su capitán Mandanda durante mucho tiempo.

El Metz, que no ha ganado desde hace ocho partidos (cuatro empates, cuatro derrotas), abandona provisionalmente su plaza de promoción por la permanencia.

Este sábado se disputan otros cinco partidos, entre ellos el Angers-Mónaco y el Brest-Niza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *