Liliana Tecpanécatl | Tribuna Noticias
01/05/2020 , 8:34 pm

Despiden con honores a don Enrique Montero Ponce

PUEBLA, México.- Este 4 de enero el periodismo perdió a uno de sus máximos exponentes, el deporte a su promotor más entusiasta, la ciudad a su más grande admirador y Puebla en su conjunto, a la voz icónica que los despertó cada día de los últimos 50 años, desde la radio, desde Tribuna, su Radio Tribuna, a don Enrique Montero Ponce.

La despedida, fue triste y también breve, contrario a su legado que desde ahora es ya histórico. Enrique Montero Ponce, con su formalidad característica llegó puntual a la cita, para encontrarse en su última parada con Puebla y los poblanos.

Al medio día, cuando en cualquier otro domingo debía estar tomando café en el Royalti, Montero Ponce fue el protagonista de la misa de cuerpo presente que el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, ofició en su honor.

En su mensaje, el líder de la grey católica reconoció a don Enrique como un gran maestro de la comunicación y aprovechó para agradecer todos los años de transmisión de la misa dominical por el 1250 de AM. .

Ahí, en la funeraria, estaban todos. Rostros conocidos de la nueva y la vieja política. Las plumas y voces de su competencia al aire, algunos de los cuales se forjaron con él. Los amigos una vida entera: Barttlet, Maurer, Blanca Alcalá, Marcelo García Almaguer y Juan Carlos Valerio.

López Díaz, Rocío García Olmedo, Emilio Baños, Luis Enrique Fernández. También estuvieron Olivia Salomón, Mónica Díaz de Rivera, Mary Loli Pellón. Y Rodolfo Ruiz, Melquiades Morales, don Guillermo Pacheco Pulido.

Y entre los apretujones de mano, las palmadas en la espalda y los abrazos largos, podía casi tocarse el sentimiento común: la pérdida. Con su partida, el periodismo en Puebla siempre tendrá un antes y un después de Montero Ponce.

Hace 91 años, la vecindad de la 12 poniente número 115, vio a nacer al más grande entre los grandes. Los portales, la avenida 5 de mayo, el zócalo mismo, se convirtieron pronto en sus dominios.

De adulto, las calles del centro histórico de Puebla siguieron siendo su lugar favorito en la tierra y hoy esta ciudad, la radio, el mundo del periodismo y el deporte, pero sobre todo el corazón de sus amigos y colaboradores, está de luto. Descanse en paz, Enrique Montero Ponce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *