(Foto: Agencia Enfoque)

Pilar Bravo / Tribuna Noticias
01/19/2020 , 3:48 pm

“La seguridad es asunto de todos”: Arzobispo de Puebla

Puebla, Pue.- Durante este año la iglesia católica, además de sumarse a la demanda ciudadana  de tener más seguridad, debe considerarla una prioridad por lo que las autoridades deberán esforzarse un poco más porque el reclamo social ya es de gritos, dijo el Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.

Todos queremos estar en paz y seguros” , aseguró el arzobispo al tiempo de señalar que la iglesia hace lo propio con las familias, para evitar la desintegración y la pérdida de valores porque la seguridad, dijo, es asunto de todos.

Señaló que la Iglesia colaborará este 20 de enero en el macrosimulacro que organiza el Sistema Nacional de Protección Civil, por  lo que se  ha instruido a los párrocos para que estén pendientes mañana a las 11 horas para que en caso de estar en oficios, orientar  a las personas.

Recordó que es ocasión para insistir ante el INAH y el Gobierno Federal , para que no olviden el apoyo que necesitan por lo menos 80 templos de la región sur del estado que no han sido reparados de los daños del temblor de 2017 y que permanecen cerrados.

Cabe señalar que mantenerlos cerrados es orden federal, por lo que avanza su deterioro, por eso el llamado para que al menos el INAH facilite las observaciones técnicas para que los sacerdotes y las comunidades puedan hacer los trabajos de reparación del patrimonio afectado.

Agregó que durante el sismo más de 400 templos de la región de Atlixco e Izúcar, tuvieron daños de los que muchos no se reponen y permanecen cerrados y los servicios religiosos se hacen a cielo abierto.

En otro orden de ideas, el arzobispo señaló que en los últimos años se ha logrado frenar el robo de arte sacro, por la vigilancia de la Fiscalía General de la República (FGR) y autoridades federales que impiden que los objetos salgan del país y se han logrado rescatar piezas que a veces tampoco se devuelven pronto a los templos de donde fueron extraídas.

Para finalizar, admitió que lo que sigue viéndose es la venta de objetos y pinturas que lo mismo se trafican en galerías de arte o en tianguis, donde claramente se observa que son piezas de alguna Iglesia, pero nadie hace nada verificar la legalidad o autenticidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *