(Foto: ALEJANDRO PAGNI / AFP)

AFP
01/20/2020 , 12:42 pm

Dos meses después, Congreso de Bolivia considera renuncia de Evo Morales

La Paz, Bolivia.- El Congreso bicameral de Bolivia fue convocado para considerar el martes la carta de renuncia de Evo Morales a la presidencia del 10 de noviembre, informó un legislador, algo que genera confusión institucional y política dos meses después de la dimisión.

El artículo 170 de la Constitución señala que el presidente cesará en sus funciones entre otros por muerte o “por renuncia presentada ante la Asamblea Legislativa Plurinacional”.

La presidenta del Senado, Eva Copa, del partido de Morales, convocó a sesiones de las cámaras de diputados y senadores para “dar la lectura a las renuncias de Evo Morales y Alvaro García Linera a los cargos de presidente y vicepresidente”, informó el senador Omar Aguilar.

Aguilar, también de filas del exmandatario, acotó que “la Asamblea (legislativa) tendrá que tomar una decisión respecto a si acepta las cartas de renuncia o las rechaza”.

Morales, asilado primero en México tras dimitir y luego en Argentina desde diciembre, se declaró aún “presidente en funciones”, hasta que el Congreso rechace o apruebe su renuncia. Acotó que si el Parlamento no acepta su dimisión, entonces sigue siendo presidente hasta el 22 de este mes, cuando termine la gestión de cinco años.

Morales dimitió en medio de una fuerte convulsión social contra las elecciones generales, declaradas nulas tras un informe de la OEA que encontró irregularidades.

Ese mismo día cursó una nota de renuncia que, conforme a la Constitución, el Parlamento debió considerar, pero hasta la fecha ese poder del Estado no pudo congregarse para tratar el tema debido a divergencias internas.

Tras la renuncia de Morales, la senadora de oposición Jeanine Áñez asumió la presidencia tres días después, tras dimisiones sucesivas del vicepresidente y de los presidentes del Senado, Adriana Salvatierra, y de Diputados, Víctor Borda, en la línea de sucesión constitucional.

La sesión congresal del martes es una situación sui géneris, porque el Tribunal Constitucional reconoció la legalidad del mandato de la derechista Áñez en noviembre y, además, la semana pasada autorizó la ampliación de su mandato, hasta la conformación del nuevo gobierno, probablemente entre junio o julio.

Bolivia irá a elecciones generales el 3 de mayo y un eventual balotaje está fijado para el 14 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *