(Photo by Ezequiel BECERRA / AFP)

AFP
01/22/2020 , 12:44 pm

Pompeo busca fortalecer lazos de EEUU con el Caribe, por años cercano a Venezuela

KingstonJamaica.- El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, busca este miércoles en Jamaica fortalecer la influencia de Estados Unidos en el Caribe, una región cercana en los últimos años a la Venezuela del fallecido Hugo Chávez y de su sucesor, Nicolás Maduro.

Jamaica es la última parada de una gira de Pompeo por Latinoamérica y el Caribe, que incluyó visitas a Colombia y Costa Rica, y que estuvo signada por llamados de Pompeo a “elecciones libres y justas” para superar la crisis venezolana, agudizada luego de que Maduro asumiera hace un año un segundo mandato tras una cuestionada reelección.

Las naciones caribeñas han sido por años beneficiarias de generosos subsidios petroleros del gobierno chavista a través de la alianza energética Petrocaribe, pero sus aportes han mermado en medio de la debacle económica venezolana y algunos países se están aproximando a Estados Unidos.

Pompeo llega a Jamaica en momentos en que el apoyo de los países caribeños es importante para renovar el mandato de Luis Almagro, un férreo opositor de Maduro, como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), una candidatura que Washington impulsa activamente.

Almagro “ha demostrado habilidad al devolverle estabilidad financiera a la institución y al poner a la institución en un lugar muy importante para todos los miembros de la OEA”, dijo Pompeo en rueda de prensa tras reunirse con el primer ministro jamaiquino, Andrew Holness.

En Kingston, Pompeo participará en una mesa redonda con los cancilleres de Jamaica, Bahamas, Belice, Haití, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves y Santa Lucía.

Queremos invitarlos a todos a ser parte de la zona de seguridad económica y de prosperidad que es esta región”, afirmó el secretario de Estado.

Un alto diplomático estadounidense dijo a periodistas que en la reunión, Pompeo

pondrá énfasis en nuestro apoyo a la democracia, los derechos humanos, el desarrollo y la cooperación en seguridad”.

– “Ninguna intención de dividir” –

De las naciones que estarán representadas en la mesa redonda, solo República Dominicana no integra la Comunidad del Caribe (Caricom), un mecanismo de 15 miembros caracterizado por una fuerte disciplina a la hora de defender sus intereses.

Barbados y Trinidad y Tobago dijeron esta semana que no acudirían a la cita por considerarla un esfuerzo por “dividir” al Caricom.

Sabemos que los países de esta región a veces estarán de acuerdo con Estados Unidos en ciertos temas y a veces no”, pero “queremos trabajar estrechamente con ellos para desarrollar un diálogo de seguridad y prosperidad”, aseguró este miércoles Pompeo.

No hay ninguna intención de dividir”, afirmó. “Hemos tenido conversaciones y diálogos con todos los países”.

El primer ministro jamaiquino también reiteró el deseo de mantener la “fraternidad” dentro del Caricom. Pero “todos debemos respetar la soberanía de los países al determinar cómo estructuran su política exterior”, añadió, sin indicar si Jamaica apoyará a Almagro.

Con excepción de Belice y San Cristóbal y Nieves, todos los países que asisten a la mesa redonda con Pompeo fueron invitados en marzo de 2019 por el presidente Donald Trump a su resort Mar-a-Lago, en Florida, para reafirmar la “fuerte amistad” compartida y discutir oportunidades de inversión.

Ese encuentro, después de que el jefe parlamentario venezolano Juan Guaidó se declarara el 23 de enero de 2019 presidente interino con miras a desalojar a Maduro del poder y organizar nuevos comicios, fue para muchos un premio a estos países por apoyar una resolución en la OEA que desconoció el segundo mandato de cinco años de Maduro.

– “Paladín de la libertad” –

En su cruzada por la reelección de Almagro, Pompeo lo describió el martes como “un verdadero paladín de la libertad en todo nuestro hemisferio”, al agradecer el respaldo de Costa Rica a su candidatura.

Almagro es polémico en la OEA por sus frontales críticas a la “dictadura” de Maduro, y por dejar de lado la tradición del bloque regional de resolver todo por consenso, lo cual le ha valido cuestionamientos de algunos países caribeños.

Para renovar el 20 de marzo su mandato hasta 2025, el actual secretario general necesita una mayoría simple de 18 de los 34 países miembro activos del organismo.

Una de sus competidoras, la expresidenta de la Asamblea General de la ONU y excanciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa, presentada por Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas, dice tener el apoyo de otros países caribeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *