PUEBLA, México.- El Secretario de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría dio a conocer las medidas de control para los servicios de arrastre (grúa) y depósito de vehículos (corralones), ante la irritación social por altos cobros.

Pilar Bravo
01/27/2020 , 6:00 pm

Anuncian nuevos lineamientos para operación de grúas y corralones en Puebla

PUEBLA, México.- El Secretario de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría dio a conocer las medidas de control para los servicios de arrastre (grúa) y depósito de vehículos (corralones), ante la irritación social por altos cobros.

De acuerdo con el funcionario, en la entidad operan 200 inmuebles para el almacenamiento de vehículos, de los cuales, 70 están concentrados en la zona conurbada, lo que hace indispensable su regulación.

Aréchiga Santamaría dijo que ambos servicios generan mucha corrupción de una cadena entre autoridades y prestadores de servicio que no se puede tolerar, porque además del alto costo de piso, se cometen robos de refacciones y llantas.

Dijo que se aplicará norma a la operación del servicio de grúas, que también cometen todo tipo de abuso, pues llegan a cobrar “verdaderas fortunas” el arrastre de vehículos, y ejemplificó con reportes de tarifas de hasta 300 mil pesos, por lo que en los próximos días se emitirá un tabulador que se ha elaborado de manera detallada.

Para los corralones, ahora serán una concesión regulada por el Estado, por lo que a partir de este año, quienes quieran seguir operando esos negocios de manera lícita tendrán que solicitar autorización en la Secretaría de Movilidad y Transporte, y tendrán que pasar por revisión de la Secretaría de Administración. Tendrán 120 días para registrarse.

En el caso de las grúas, por razones de seguridad para los usuarios del servicio, las empresas y las unidades deberán registrarse en Puebla ante la Secretaría de Movilidad y Transporte, que elaborará un tabulador de tarifas que se aplicarán para el arrastre de unidades a precios competitivos y no abusivos como se tienen ahora.

Además se tendrán que elaborar actas del estado en que ingresa un vehículo a un corralón, de preferencia con especificaciones de la serie de los motores, las llantas y las refacciones de valor, que suelen ser cambiadas o francamente robadas en ese tipo de encierros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *