Foto: AFP

Redacción: Tribuna Deportes
02/14/2020 , 11:48 pm

Volcadas y triples imposibles en el juego de las estrellas emergentes NBA

Zion Williamson, Luka Doncic y otros jóvenes talentos ofrecieron el viernes un festival de jugadas espectaculares en el partido que abrió el fin de semana de las estrellas de la NBA, en el que Estados Unidos derrotó al equipo del Resto del Mundo (151-131).

Miles Bridges, alero de los Charlotte Hornets, fue reconocido como el jugador más valioso (MVP) por sus 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, pero sobre todo por algunas acciones que hubieran podido brillar en el concurso de volcadas del sábado.

“Es una bendición. Estoy contento simplemente de ser parte de esto, de ser parte de este gran grupo de personas. Para mí ganar este trofeo es una locura”, dijo Bridges con el galardón en mano.

Su compañero en el equipo de Estados Unidos Zion Williamson anotó 14 puntos con una exhibición de la habilidad y potencia física que atesora, incluida una volcada que torció el aro. El eléctrico base Trae Young (18 puntos) levantó de sus asientos al público del United Center de Chicago con cuatro triples lejanos y un autopase por debajo de las piernas del rival.

En el combinado del Resto del Mundo el esloveno Luka Doncic acabó con 16 puntos y también cuatro triples, uno de ellos desde su propio campo en el cierre de la primera mitad. Rui Hachimura, el primer japonés que participa en un fin de semana de las estrellas, sumó 14 puntos y el canadiense R.J. Barrett fue el máximo anotador del choque con 27.

Como suele ocurrir en este tipo de partidos, ambos equipos se olvidaron de defender y se lanzaron a un veloz intercambio de canastas, alley-oops y pases y lanzamientos imposibles.

El último minuto del partido se convirtió, de facto, en un concurso de volcadas, con todos los jugadores observando a Zion Williamson, Brandon Clarke y a todo aquel que se animara a machacar el aro.

El equipo del Resto del Mundo se fue al descanso con 10 puntos de ventaja (81-71), pero en la reanudación se vio sobrepasado por el de Estados Unidos.

Este es el sexto año que el partido de las estrellas emergentes (Rising Stars) se divide entre Estados Unidos y el Resto del Mundo, con un balance de tres victorias para cada uno.

El choque fue el primer plato de la fiesta anual de la NBA, en la que el sábado se disputarán los concursos de habilidades, triples y volcadas y el domingo echará el cierre con el Juego de las Estrellas.

El recuerdo del recientemente fallecido Kobe Bryant estará presente durante todo el fin de semana. En la apertura de este viernes el pívot español Pau Gasol, su antiguo escudero en dos anillos ganados con Los Angeles Lakers, le rindió homenaje con unas breves palabras desde la pista.

“Estos próximos días serán un tributo a su legado. Sé que mi hermano mayor Kobe solía decir, ‘haced siempre cosas épicas’. Así que vamos a tener un fin de semana épico en su honor”, pidió un emocionado Gasol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *