Foto: AFP

AFP
07/31/2020 , 5:05 pm

Abierto de EEUU de tenis confía en seguridad de su “burbuja” en Nueva York

A un mes de su inicio, el Abierto de Estados Unidos reafirmó este viernes la confianza en su plan de seguridad para organizar el torneo en Nueva York, a pesar de la expansión de la pandemia de coronavirus en el país.

En un comunicado, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA), organizadora del torneo de Grand Slam, dijo el viernes que “continúa con sus planes de organizar el Abierto de Estados Unidos” así como el Masters 1000 de Cincinnati, que este año también se celebrará en Nueva York.

El Abierto está programado para disputarse entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre a puerta cerrada en el National Tennis Center de Nueva York.

Como previa, en esta misma sede se disputará el Western and Southern Open (Masters de Cincinnati) entre el 20 y el 28 de agosto.

“Seguimos confiando en que nuestra principal prioridad, la salud y la seguridad de todos los involucrados en ambos torneos, sigue en marcha”, dijo la USTA en el comunicado.

La organización, sin embargo, no ha dado a conocer los detalles del entorno de “burbuja” que prepara en Nueva York para resguardar a los tenistas de la pandemia.

La USTA dijo que publicará sus planes de prevención “en una fecha posterior más cercana a los torneos”, y señaló que ha trabajado con los circuitos masculino (ATP) y femenino (WTA) en todos los aspectos de salud y seguridad.

Novak Djokovic y Rafael Nadal están inscritos en el Masters de Cincinnati pero, a falta de tres semanas de que arranque, su participación en Nueva York todavía no es segura.

Serena Williams y Naomi Osaka se han comprometido a jugar el Abierto de Estados Unidos, pero la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, renunció a jugar.

El área de Nueva York fue el epicentro en el inicio de la pandemia en Estados Unidos y puso al límite su sistema sanitario, que llegó a requerir la transformación del National Tennis Center en un hospital temporal.

En las últimas semanas los casos han bajado en Nueva York pero persisten los temores de que la llegada de personas de otras zonas del país pueda generar un repunte de la pandemia.

“Trabajando con nuestro Grupo Asesor Médico y el equipo de seguridad y el estado de Nueva York, hemos desarrollado un fuerte plan de salud y seguridad para mitigar el riesgo de infección dentro del ambiente contenido que comprende la sede del torneo y los hoteles de los jugadores”, dijo la USTA.

“El estado de Nueva York sigue siendo uno de los lugares más seguros del país en lo que se refiere al virus COVID-19”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *