(Foto: Pixabay)

Redacción
12/24/2019 , 7:27 pm

Aquí unos datos asombrosos que seguramente no conocías de la Navidad

Puebla, Pue.- La época favorita de los mexicanos más que otras, sin duda, es la Navidad. El olor a ponche, las luces del árbol, los regalos, los abrazos, las cartas son los símbolos más significativos de esta temporada, pero, ¿en realidad sabes por qué celebras la Navidad?

No hay un origen general de esta celebración. Por la evangelización, se tuvieron que buscar alternativas para que no fuera tan drástica la manera de cambiar las ideologías de las diferentes culturas. En Roma, el 25 de diciembre se celebraba la fiesta del Nacimiento del Sol invicto del Dios Apolo; los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad y para los aztecas el mes Panquetzaliztli (entre el 7 y 26 de diciembre actual) era para celebrar la aparición de Huitzilopochtli, dios del Sol y la Guerra.

Pero eso, no es lo único que seguramente desconocías, a continuación, te haremos mención de los que podrían ser los datos más curiosos de las fiestas decembrinas:

El primer árbol de Navidad en México

Se cree que la cuna del árbol de Navidad fue Alemania por el siglo XII donde las iglesias eran decoradas con abetos y su forma triangular era símbolo de la Santísima Trinidad, por lo que lo llamaron “El árbol de Dios”, pero esta tradición no llegó a México sino hasta 1864, durante el imperio de Maximiliano y Carlota que en la temporada navideña mandaron a traer un pino para adornar el Castillo de Chapultepec, con esto, la aristocracia mexicana sustituyó el nacimiento por el árbol. Al fallecimiento del emperador, se perdió esta costumbre hasta 1878, cuando Miguel Negrete, retomó el decorar un árbol como símbolo de la Navidad y de igual manera, incluyó el nacimiento que años atrás, ya no se colocaba.

Esferas de Navidad

Al principio de la Edad Media, los árboles eran adornados con manzanas como símbolo del pecado por el que Adán y Eva habían sido expulsados del paraíso. Con el paso del tiempo, fueron sustituidas por las esferas de vidrio que hoy conocemos, con un significado igual de diferente, ahora se sabe que son símbolo del don y la virtud divina. Y aunque ahora sean de diversos colores, en sus principios tendían a ser rojas (símbolo de plegarias y deseos), plateadas (símbolo de agradecimiento por los bienes obtenidos), doradas (símbolo de plegarias a Dios) y azules (forma de mostrar remordimiento y arrepentimiento por nuestras faltas y pecados).

La estrella en el árbol de Navidad

Como todos los adornos, la estrella también tiene un significado especial, representa a la estrella que les dio luz y esperanza a los Reyes Magos en el camino a ver al niño Jesús. Hoy, la estrella representa la fe que los católicos tienen en su Dios y que las personas ateas tienen a alcanzar el éxito que tanto desean.

Cabe mencionar que la Navidad no se celebra en todo el mundo ni de la misma manera.

Se sabe que en Japón la Navidad es inexistente, para ellos lo único importante a celebrar es la renovación que trae consigo el año nuevo, hacen una limpieza profunda en las casas y algunos llegan a liquidar todas sus deudas para empezar con una nueva energía el año entrante.

En Italia, las lentejas son sustituidas por uvas porque para ellos atrae la buena suerte en el año nuevo. Por si fuera poco, la figura que reparte regalos a los niños en enero no son los Reyes Magos, es una bruja buena llamada Befena que se encarga de pintar sonrisas en los más pequeños cada 5 de enero

Y en Australia no es la nieve la que forma parte del decorado sino el sol resplandeciente, pues para esas fechas, la temperatura data entre los 25 y 38 grados centígrados, por lo que muchas familias aprovechan para acudir al concierto Carols by Candlelight que se celebra en parques y estadios de toda Australia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *